POLITICA JUSTICIA

Jorge Castillo, "El Rey de La Salada", se negó a declarar

El empresario no hizo ninguna declaración esta madrugada aunque pidió protección para él y su familia.

Jorge Castillo
Jorge Castillo Foto:Cedoc

Jorge Castillo, conocido como el "Rey de La Salada", se negó a declarar esta madrugada en el marco de la causa que lo investiga como jefe de una asociación ilícita que amenazaba y extorsionaba a puesteros de la feria La Salada, en Ingeniero Budge. No obstante, pidió a la Justicia protección, tanto para él como para sus parientes que están también detenidos.

Cerca de la una de la madrugada Castillo fue indagado por el fiscal de Lomas de Zamora a cargo de la causa, Sebastián Scalera, quien lo acusó del delito de "asociación ilícita en grado de organizador o jefe" y de "homicidio en grado de tentativa calificado por haberse utilizado un arma de fuego y por haberse cometido contra un integrante de fuerzas de seguridad", según indicaron fuentes judiciales a Télam.

Tal y como le recomendaron sus abogados, el "Rey de La Salada" se negó a declarar, tras lo cual le solicitó a Scalera "un resguardo de integridad física tanto para él como para los miembros de su familia que también están detenidos", explicó una fuente judicial. Están arrestadas por la causa 21 personas, entre quienes se encuentran su hermano, su cuñada y dos de sus sobrinos.

Tras la indagatoria, Castillo fue trasladado nuevamente a la Alcaidía 3 de La Plata, donde permanecerá detenido hasta tanto se resuelva su situación judicial. "Ayer fue una jornada muy intensa, se cumplió con las declaraciones en calidad de imputados de todos los detenidos", consignó esta mañana el fiscal Scalera en declaraciones radiales, tras lo cual también explicó que "en general, todos se negaron a declarar, salvo los dos efectivos de la policía de la provincia de Buenos Aires".

"Se pudo establecer la existencia de distintas organizaciones criminales que operan en la zona de La Salada y que claramente responden a una lógica de crimen organizado. Dentro de esas acciones desarrolladas por estas organizaciones, una de ellas es la ocupación ilegal del espacio público destinado a la instalación de puestos ilegales y al cobro ilegal de cánones, alquileres y servicios a los puesteros y comerciantes, como ser limpieza o seguridad", expuso el fiscal.

Según la investigación, en caso que los puesteros no pudieran afrontar el pago de alguno de estos "impuestos", los feriantes "eran coaccionados, amenazados y agredidos físicamente y hasta se le robaba su mercadería".

Tras las declaraciones, el fiscal dispone de un mes para solicitar o no la conversión de las detenciones en prisión preventiva. Castillo fue detenido el miércoles pasado en su casa de un barrio privado del partido bonaerense de Luján, donde se resistió a los tiros e hirió en un ojo a un policía cuando disparó una escopeta por la mirilla de la puerta.