POLITICA SIGUE DETENIDO

José Pedro Potocar presentó su renuncia a la Policía porteña

El jefe de la Policía de la Ciudad está preso de forma preventiva en el marco de una causa en la que se lo investiga por asociación ilícita.

Potocar, suspendido jefe de la Policía de la Ciudad. Hoy enfrenta al juez.
Potocar, suspendido jefe de la Policía de la Ciudad. Hoy enfrenta al juez. Foto:Prensa Gobierno porteño
El comisario José Pedro Potocar presentó hoy su renuncia como Jefe de la Policía de la Ciudad, luego de que la Cámara del Crimen porteña rechazara su pedido de excarcelación. Está detenido de forma preventiva, acusado de integrar una asociación ilícita que cobraba coimas a comerciantes y a trapitos en la zona de Núñez. 

De esta forma, el ministerio de Seguridad puede avanzar hacia una conducción definitiva, que la situación del detenido le impedía. Por ahora, la conducción de la Policía de la Ciudad continuará bajo la responsabilidad de la Secretaría de Seguridad, a cargo de Marcelo D’Alessandro

El jueves la defensa del policía suspendido había pedido su excarcelación ante la Cámara Nacional en lo Criminal, pedido que fue rechazado en el día de hoy en horas de la tarde. Tras lo cual Potocar, que ya había adelantado su decisión de dar un paso al costado en forma telefónica, resolvió formalizar su dimisión por escrito. 

Los argumentos esgrimidos por el fiscal ante la Cámara, Mauricio Viera, para rechazar su excarcelación sostiene que existe un "serio riesgo de elusión" de la acción penal y, además, de "amedrentamiento y hostigamiento" a testigos por parte de Potocar. 

El ahora exjefe de la Policía de la Ciudad, está siendo investigado en una causa en la que se lo acusa de ser parte de una organización policial que cobraba coimas a comercios y cuidacoches en el barrio porteño de Núñez a lo largo de 2016. 

La causa comenzó en abril de 2016, cuando Potocar estaba al frente de la Dirección General de Comisarías de la Policía Federal y mientras era titular de la seccional 35 el comisario Norberto Villarreal, quien está prófugo y con orden de captura nacional e internacional. 

Un grupo de policías subalternos, según la descripción de los hechos, eran "responsables de recaudar el dinero semanalmente de los comercios y empresas de la zona para luego concurrir a la sede policial y rendirles cuentas a su jefe, Norberto Villarreal, quien a su vez lo hacía con (la comisario Susana) Aveni y Potocar". 

En esa escala Aveni, como jefa de jurisdicción con siete comisarías a cargo, y Potocar, como Director General de comisarías, revestía la escala piramidal "hacia arriba" en el flujo del dinero ilegal, consigna la agencia DyN

Otro de los procesados, el subcomisario Marcelo Stefanetti, colaboró con el juez Ricardo Farías y el fiscal José María Campagnoli y, luego de ello, recibió el beneficio de la excarcelación.