POLITICA

Julián Domínguez reveló que estuvo al borde de la muerte

El presidente de la Cámara de Diputados sufrió una septicemia. “Casi no la cuento”, dijo. 

PERFIL COMPLETO

Foto:DYN

Estuvo ausente del Congreso por más de dos semanas. Poco se supo de lo que le pasó. Pero lo cierto es que el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, estuvo al borde de la muerte. “Casi no la cuento”, confesó Domínguez a PERFIL ayer, mientras participaba de un acto en Santiago del Estero.

El diputado nacional sufrió una septicemia, una infección grave y eventualmente fatal que avanza en forma muy rápida. El domingo 5 de octubre, el titular de la Cámara estaba viendo el clásico entre Boca y River cuando empezó a sentirse mal. El lunes 7 viajó a San Juan, y a la noche participó de una cena con dirigentes gremiales cerca del Congreso. A la medianoche se descompuso y su secretario lo llevó a su departamento. Volaba de fiebre. Un vecino, que es médico, le aconsejó que se internara de urgencia porque algo andaba “muy mal”.

“Me internaron en el Mater Dei, llegué con 42 grados de fiebre, las manos y los labios negros, y tenía afectado el 30% del sistema respiratorio”, explicó Domínguez a este diario. “Un par de horas más y no la cuento”, admitió.

El legislador recordó el caso de un histórico dirigente peronista que no se atendió a tiempo y falleció. En este caso, lo que provocó la septicemia fue una bacteria alojada en un conducto de la boca que se activó “porque tenía las defensas muy bajas”, indicó. Le hicieron tratamiento por vía endovenosa y tardó casi tres semanas en recuperarse del todo. “En el medio me internaron otra vez, dos días, para hacerme un estudio”, explicó.

Ayer, Domínguez estuvo en Santiago del Estero participando de un Congreso en el que disertó sobre el desarrollo territorial de la Argentina. Se sabe que su intención es trasladar la capital a esa provincia, idea que fue apoyada por Cristina Kirchner.



Mariano Confalonieri