POLITICA EFECTO BOOMERANG


Kicillof pidió "procesar uno por uno" a funcionarios PRO por dólar futuro y Lebacs

El exministro de Economía descalificó el fallo del magistrado. Sostuvo que no coincide con "la política económica" del gobierno actual, pero "nunca" se le ocurriría resolver esto ante la Justicia.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes
Foto:Pablo Temes
El ex ministro de Economía, Axel Kicillof, realizó un extenso análisis sobre la causa "dólar a futuro" , en la que se encuentra procesado junto a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros exfuncionarios, y pidió "procesar uno por uno" a funcionarios macristas" por ese caso y por los Lebacs.  

En su texto publicado en la página de Cristina Kirchner, se refirió a "una causa inventada con efecto boomerang", y sostuvo que "en las últimas semanas, los titulares de todos los diarios señalan que nuestra moneda nacional está experimentando –¡de nuevo!– un marcado “atraso cambiario”. En efecto, a poco de asumir, Macri devaluó el peso más de un 40%. Sin embargo, en el mismo lapso, según todas las fuentes, los precios crecieron más de un 40%. Y si los precios crecen tanto como el tipo de cambio, la devaluación no mejora la “competitividad”, es decir, el tipo de cambio se “atrasa”.

"En esta nota no voy a discutir si el tipo de cambio está “atrasado” o no lo está. Lo que es indiscutible es que si hoy no hubiera atraso cambiario, entonces tampoco lo había en 2015 (y viceversa). Lo que quiero cuestionar aquí –una vez más– es el absurdo argumento utilizado por el Sr. Bonadio para procesar a 18 funcionarios del gobierno anterior, entre los que me encuentro incluido", manifestó Kicillof.

"Como ya hemos dicho, la decisión de Bonadio no tiene lógica económica, y mucho menos jurídica, como reconocen todos los juristas del país, incluidos los miembros del actual oficialismo que originalmente hicieron la denuncia", argumentó.

"Conviene aclarar que la causa “dólar futuro” en el juzgado de Bonadio no es una causa de corrupción. No se acusa a ningún funcionario de haberse beneficiado ni de haber favorecido a terceros con sus decisiones. Sí existe otra causa, en otro juzgado, vinculada a las operaciones de dólar futuro, que es por corrupción, pero no nos acusan a nosotros. Es que en el curso de la investigación se descubrió que muchos de los actuales funcionarios del gobierno de Macri compraron dólar futuro en 2015 y luego fueron ellos mismos los que decidieron cuánto se iba a devaluar y cuánto iban a cobrar por sus contratos de dólar futuro en 2016, enriqueciéndose con la maniobra. Es el caso, entre otros, de Mario Quintana, hoy vicejefe de gabinete, que según consta en el expediente participó antes de asumir en las negociaciones con el Mercado Rofex para fijar el valor de pago del dólar futuro que su propia empresa había adquirido", indicó el extitular de la cartera de Economía.

"Según la opinión de Bonadio, en el año 2015 Argentina experimentaba un evidente “atraso cambiario”. Nótese que es el mismo panorama que los diarios y analistas señalan ahora. Para Bonadio esto quiere decir que el valor del dólar se encontraba apartado de su valor “de equilibrio”. Según Bonadio, estaba demasiado barato. La consecuencia de este atraso cambiario iba ser, irremediablemente, una fuerte devaluación de la moneda. Siguiendo esta línea argumental, todas las operaciones que realizaba nuestro gobierno al tipo de cambio oficial –no sólo con el dólar futuro– eran ruinosas para el Estado y, por tanto, para Bonadio, configuraban un delito", señala.

"Cito un solo pasaje del escrito de Bonadio: “el Precio de Mercado del dólar no era pues –al momento de la celebración de los contratos– el que se venía generando artificial y costosamente por parte de la ruinosa intervención en los mercados del BCRA” (…) “Basta para ello apreciar como en un periódico especializado en la materia financiera expresaba aludiendo a la fuerte intervención del BCRA…”. También se pregunta: “¿Quién podría dudar de la inevitable devaluación de la moneda nacional que sucedería tras el cambio de gobierno?” Bonadio sostiene que el atraso cambiario causado por la intervención del BCRA iba a producir una devaluación. Pero, ¿de qué dimensión? Bonadio también responde esa difícil pregunta: “el valor que verdaderamente correspondería a la moneda estadounidense era aproximadamente un 40% mayor al pactado”, cuenta.

"Pasa por alto que el Banco Central estaba simplemente operando en el mercado de dólar presente y futuro –como lo hacen habitualmente los bancos centrales– para evitar una corrida que llevaría a una devaluación y además estaba respetando el tipo de cambio que el Congreso había fijado en la Ley de Presupuesto. En realidad, la discusión acerca del valor “adecuado”, “de equilibrio”, “real” o “natural” del tipo de cambio, y sobre los determinantes del valor de la divisa, se cuenta entre las polémicas más agitadas de la economía teórica desde su surgimiento en el siglo XVIII. Lo cierto es que ese debate nunca fue resuelto y continúa hasta la actualidad. Podría decirse que cada economista tiene sus propias opiniones", sentencia el exministro.

"Sin embargo, en su escrito, Bonadio se muestra tan convencido de sus conocimientos económicos como para determinar cuál “debe ser” el valor del dólar en cada momento. Más aún. En base a esa certeza, decide procesar judicialmente a los funcionarios del gobierno anterior porque no respetaron el valor del dólar que él consideraba adecuado. Me animo a afirmar que nadie esperaba que fuera un juez federal de la República Argentina el que resolviera estos debates teóricos y prácticos ya centenarios. Pero hay algo peor y que demuestra la incongruencia de su acusación", añadió.

"Si Bonadio tiene razón cuando procesa a los funcionarios del gobierno anterior, debería ahora, para ser consecuente, comenzar a procesar uno por uno a los funcionarios del actual gobierno. De hecho, existe un generalizado acuerdo sobre el actual “atraso cambiario” (por otra parte, para Bonadio, que lo diga la prensa lo convierte en una verdad indiscutible) y, por consiguiente, los funcionarios están realizando operaciones cambiarias a un valor “artificial” del dólar, a un dólar “barato”. Por caso, hace no mucho, se vendieron 1.000 millones de dólares de las reservas para sostener el valor de la divisa. Más aún, el gobierno de Macri tomó deuda externa por más de 29.000 millones y las reservas están prácticamente al mismo nivel que cuando asumió en diciembre del año pasado, de manera que todos esos dólares fueron gastados, vendidos o utilizados a un tipo de cambio “irreal” o “infiel”.

"Es más, si en el futuro cercano el peso sufre una nueva devaluación (como efectivamente está ocurriendo), tendría Bonadio una prueba irrefutable de que nuevamente se ha cometido el delito de vender los dólares “baratos”, a un precio irreal. Y en este caso no se trata de contratos de dólar “futuro” que por lo menos se pagan en pesos, sino de los dólares contantes y sonantes que vende el gobierno", analizó.

"También la cuestionada política de tasa de interés alta del BCRA tiene por objetivo evitar una devaluación. Y sus costos son siderales, ya que el stock actual de Lebacs y Nobacs asciende a $625.000 millones, un monto casi igual al total de la base monetaria, es decir, los billetes y monedas en circulación más los depósitos de los bancos en el BCRA. La semana pasada, los pagos efectivos de intereses por las Lebac emitidas por la gestión de Federico Sturzenegger alcanzaron los $56.100 millones, superando, por caso, todos los pagos de dólar futuro ($53.700 millones) producto de la devaluación de Macri. En el balance 2016 del BCRA, el impacto de las Lebac será del orden de los $140.200 millones. El Sr. Bonadio también tendría que procesar a las actuales autoridades por esta “pérdida” en la que se incurre para sostener el valor “artificial” del tipo de cambio", indicó.

"Por mi parte, como ocurre con muchísimos argentinos, no coincido con la política económica, financiera y cambiaria del gobierno de Macri. Pero nunca se me ocurriría resolver estos desacuerdos ante la justicia penal. El resto es mera persecución judicial", concluyó el diputado del FPV.