POLITICA CORREO ARGENTINO

Cómo Kirchner y Moreno estatizaron el Correo, según Franco Macri

Recuerdos de cómo el expresidente junto con su secretario de Comunicaciones sacaron del juego al padre de Mauricio Macri. Ira, llantos y el regalo inesperado.

Correo Argentino, Moreno, Macri, Kirchner
Correo Argentino, Moreno, Macri, Kirchner Foto:cedoc
A mediados del 2003, el presidente de la Nación, el expresidnte Néstor Kirchner decidió estatizar el Correo Argentino. Comenzaban a cambiar los dueños del poder económico en la Argentina y Franco Macri lo sintió: "El procedimiento de la estatización fue sin que mediara ninguna explicación al respecto y fuimos sometidos a un trato irreverente y poco digno", consideró en su sitio web. 

"Se sentó en el sillón del Director General y echó a los gritos a todos los funcionarios. Al enterarme de lo ocurrido me dirigí a las oficinas y solicité hablar con tan extraño personaje. Después de una larga espera me recibió con una actitud violenta; supongo que tratando de que también me violentara”, escribió en su portal Franco Macri

"Tuvimos varias reuniones posteriores, creo que al final entendió y constató todo lo que habíamos invertido en el correo y lo injusta que era esa confiscación. Prometió hablar con el presidente", recordó el exdueño de Correo Argentino.

Macri subrayó en su nota que en el último encuentro que tuvo con Moreno, tampoco llegaron a un acuerdo: “Él (Moreno) me dijo con lágrimas en los ojos que no podía revertir la decisión de Néstor Kirchner”. Pese a todo, el padre de Mauricio, al asumir que Moreno se encontraba "entre la espada y la pared" resolvió regalarle "un cuadro con la pintura del líder nicaragüense Augusto Sandino". "Supuse que para él que se titulaba peronista progresista le iba a dar más satisfacción que a mi persona", estimó.

Y agregó: "Antes de la resolución final de la confiscación me citó en su oficina Carlos Zannini, secretario legal y técnico de la presidencia de la Nación, al que no conocía, para decirme en nombre del presidente que propusiera una compensación para recuperar lo invertido".

 A todo esto el padre del presidente Mauricio Macri le respondió a Zannini que lo único que quería era la devolución del correo. 

“A pesar de que la medida nos perjudicó y que inicié el juicio correspondiente pensé, ingenuamente y siempre creyendo que mi voto había sido la mejor alternativa, que era una decisión política que se apoyaba en la idea de que ciertos servicios deben ser manejados por el Estado y seguí apoyando la gestión de Kirchner”, sentenció Franco Macri.