POLITICA

La abogada del motorman cuestionó el estado del tren: "El sistema es un injerto"

La letrada aseguró que Daniel López "intentó frenar varias veces". Las acusaciones de La Fraternidad contra Randazzo.

Foto:Cedoc

Luego de que el maquinista Daniel López, que manejaba el tren que ocasionó el trágico accidente el jueves pasado en Castelar, fuera liberado, su abogada desestimó las pruebas que el Gobierno presentó contra su defendido, en las que sostenía que los frenos de la formación nunca fueron activados.

La letrada Valeria Corbacho insistió con que el maquinista López intentó frenar varias veces pero el sistema falló porque "es un injerto" y alertó que cuando se hagan las pericias sobre los frenos "hay que prestarle atención a los resultados porque puede andar bien cinco estaciones y en la sexta fallar".

Además, reveló que hace algunos meses, la formación que impactó de frente contra el tren estacionado fue sacada de circulación porque "estuvo a punto de protagonizar una tragedia de características similares de aquella del 22 febrero de 2012", que dejó 51 muertos.

"Cómo quedaron los comandos no es indicativo absolutamente de nada. Hasta últimamente pretendió frenar, porque no se va a querer matar", enfatizó la abogada defensora. Sobre el motorman, según consignó la agencia DyN, la letrada dijo que "es padre de cuatro chicos y atiende él mismo un comedor comunitario para más de 50 chicos".

Corbacho, además, justificó que López no haya llamado al control para informar el problema alegando: "No hubo comunicación porque tenía que intentar frenar o llamar. Esto fue en pocos metros".

Su abogada no fue la única voz que defendió al maquinista. Ante las sospechas de que López se habría quedado dormido, el vocero del gremio La Fraternindad sostuvo que "hay testimonios de la gente que lo escuchó cuando avisaba a los pasajeros, porque salió de la cabina, alertando sobre proximidad del golpe para que la gente se vaya para atrás".

Con respecto a las fotos que presentó el Gobierno del comando del tren que muestran la palanca de freno baja y la velocidad máxima, en el gremio sostuvieron que la presentación es "tendenciosa para generar responsabilidad en nuestro compañero".

"El hecho de que el tren de Morón a Castelar haya ido a velocidad constante, donde hay desniveles, con un material con tantas toneladas de peso, si aplicás los frenos no responde, es algo obvio". Para La Fraternidad, "la actitud del ministro (de Transporte, Florencio Randazzo) es repudiable". "Pide mesura y un par de horas después salen a tirar información cuestionable", sentenciaron desde el gremio.

"Con tal de salvar su pellejo, el ministro es capaz de cualquier cosa, incluso de 'incinerar' a un trabajador antes de que la justicia se expida", acusaron los sindicalistas.


Redacción de Perfil.com