POLITICA DENUNCIAS CRUZADAS


La AFI promete una caza de brujas para encontrar a los espías de Laborda y Gómez Centurión

El organismo asegura que no autorizó la intervención de los teléfonos con la que se habrían obtenido los audios por los que Macri apartó al exjefe de la Aduana. Ampliarían la denuncia penal.

La AFI se desligó del supuesto espionaje a Barreiro Laborda y Gómez Centurión.
La AFI se desligó del supuesto espionaje a Barreiro Laborda y Gómez Centurión.
Foto:CEDOC.
Mientras el exjefe de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, solicitó al juez Ariel Lijo ser indagado por la causa que investiga supuestos arreglos ilegales entre empresarios y Carlos Barreiro Laborda, hombre allegado al exfuncionario, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) amplió la denuncia que presentó días atrás ante el juez Luis Rodríguez, con la que intenta desligarse del supuesto espionaje ilegal que originó en los audios que hoy complican a la cúpula de la Aduana.

Según confiaron directivos de la AFI a Perfil, tienen dos sospechas en torno a la supuesta intervención ilegal de las líneas telefónicas, que habría durado cerca de dos meses. La primera, que el seguimiento sobre Gómez Centurión y su núcleo más cercano lo haya hecho algún sector de la ex SiDE que ya no está dentro del organismo. La segunda, que alguien dentro de "La Casa" haya mandado a "caminar" al excarapintada, sin autorización ni del jefe de la AFI, Gustavo Arribas, ni de la vice, Silvia Majdalani.

Por esa razón, hace ya varios días se dispuso una investigación interna para saber si algún sector oficial espió sin el consentimiento de la cúpula. "Ni el 5 (Arribas) ni la 8 (Majdalani) han ordenado ni dispuesto ni autorizado los hechos a los que refiere la nota de Clarín", indicaron. Asimismo, adelantaron que ayer "se amplió una denuncia por posible realización de este tipo de actos en forma ilegítima que ya había sido presentada días atrás en el Juzgado de Luis Rodríguez", en alusión a la presentación hecha esta semana, en la que la AFI negó haber encubierto las pinchaduras y el monitoreo de las líneas telefónicas.

Cadena de acusaciones. El 19 de agosto Juan José Gómez Centurión fue desplazado de su cargo al frente de la Aduana por denuncias en su contra sobre supuestos hechos de corrupción. La decisión la habría tomado el presidente Mauricio Macri luego de la consulta que hiciera al respecto la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, receptora de los audios.

Las presentaciones contra del extitular del órgano se realizaron en los tribunales federales y, una de ellas la impulsó el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich, dependencia a la que llegaron por parte de un anónimo una serie de grabaciones que complicarían a Gómez Centurión y su asesor,  Carlos "Cuqui" Barreiro Laborda, entre otras personas.

Se trata de "una denuncia a la que se le dio cierta verosimilitud, que alude a hechos corrupción con maniobras de utilización de la Aduana y subfacturación que habría tenido lugar recientemente", explicaba la ministra.

Pocos días después de la noticia, Barreiro Laborda fue entrevistado por Perfil. En esa entrevista, apuntó de forma directa contra la exSIDE: "Esto fue obra de alguna rata de AFI! La cama nos la hizo (Silvia) Majdalani".

El 1 de septiembre, la diputada Elisa Carrió presentó ante la Justicia un informe que demostraría que las "escuchas ilegales" están "mezcladas con contrabando, efedrina, política y fútbol". Antes se había reunido con Gómez Centurión y hasta opinado públicamente que era un "hombre honesto". Ayer estuvo en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4 con intervención de la Fiscalía Federal N° 9 de Guillermo Marijuan para pedir que se investigue a Majdalani, y confirmar si desde la exSIDE se espió al suspendido Gómez Centurión.

Las sospechas de Carrió se centraban en una nota publicada por el diario Clarín. Según el artículo, "la orden de seguirlo la dio la subsecretaria Silvia Majdalani, a través del director de Contrinteligencia Diego Dalmau Pereyra. Hay 60 horas de escuchas”, señaló un espía de la AFI en actividad al matutino. “El dato de que Gómez Centurión y 'Cuqui' Laborda cobraban 100 mil dólares por liberar contenedores chinos y coreanos lo había traído un tal Rossi (alias Reutter), y en junio Dalmau pidió que los 'camináramos”, agregó la misma fuente.

Estos documentos van en sintonía con los dichos que realizó días atrás Barreiro a Perfil cuando denunció que "la cama nos la hizo (Silvia) Majdalani". Ayer, el cuestionado empresario advirtió que confirmaba sus sospechas y hasta  involucró al exespía Jaime Stiuso. "Para mí, es 'el Gaita (Luis Álvarez)". De acuerdo con Barreiro Laborda, Álvarez sería "socio" de Stiuso. "Fue quien lo ayudó a volver al país. Ellos manejaban la Aduana completa con (Ricardo) Echegaray, Damián Serra y Daniel Santana".

En torno a la eventual participación de Majdalani, Stiuso y Álvarez. el hombre aseveró: "Responden todos a un personaje político peligroso que la señora Carrió nombró en Diputados. No te voy a decir específicamente quien, ya que corre peligro mi vida. Nombró a cuatro personas. Si te digo quién es me pegan un cuetazo en una hora."