POLITICA EL NUEVO "CUADRO POLÍTICO" K


La aparición de Máximo Kirchner reflotó el intento de la re-re

En el Gobierno defendieron su intervención pero la oposición cuestionó muy fuerte su postura. Las voces de Capitanich, Scioli, Conti y Carrió, entre otros.

Máximo Kirchner reavivó discusiones que parecían ya saldadas.
Máximo Kirchner reavivó discusiones que parecían ya saldadas.
Foto:DyN

Para algunos fue entendido como una señal de debilidad y para otros, por el contrario, como un gesto de fortaleza. La realidad es que el kirchnerismo sorprendió este sábado al lanzar sobre un palco y delante de los militantes su carta mejor guardada: Máximo Kirchner, el hijo de la Presidenta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El Gobierno calificó como "políticamente esclarecedora" la intervención de Máximo durante el acto de La Cámpora, mientras desde la oposición lo criticaron por avalar la re-relección de la mandataria al desafiar a la oposición a que la enfrente "en las urnas".

Este lunes, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich destacó como un "gran cuadro político" a Máximo Kirchner, y tras asegurar que "tiene condiciones", deseó que "pueda participar muy activamente a partir de ahora" en la escena nacional. Remarcó además en su conferencia de prensa en la Casa Rosada que esas palabras tuvieron una posición "medular", que es la de "democracia versus corporaciones" que encarnaría el kirchnerismo. "Es un dirigente que tiene muchas condiciones políticas, ojalá que pueda participar muy activamente a partir de ahora", dijo.

Por su parte, Daniel Scioli opinó hoy brevemente desde Alemania, en diálogo con radio Vorterix: "Destaco el mensaje de Máximo desde lo humano y lo político". Acompañó este punto de vista su vice Gabriel Mariotto quien resaltó las cualidades de Máximo como un "cuadro político" y aseguró "expresa con racionalidad la defensa" del proyecto político del gobierno, aunque soporta la "diatriba de los medios de comunicación", lo mismo que sus padres, manifestó.

Mariotto expresó, además, que se trata del "hijo de dos presidentes, que no son cualquiera, son estadistas" y aseguró que es un hombre "formado, estudioso, lector", que se expresa con la "sencillez" de una persona "de pueblo, porque viene de una familia de militantes, no de una familia aristocrática", sostuvo por último.

Uno de los más enfáticos en la defensa del discurso del hijo de la jefa de Estado -y de los primeros en hacerlo- fue el ministro de Economía, Axel Kicillof, quien destacó que las palabras de Máximo Kirchner sirvieron para "dejar en claro que hay un proyecto".

De igual manera la diputada nacional Diana Conti, que estuvo en el acto, definió como "gratísima sorpresa" la presencia de Máximo en al acto oficialista y destacó la "solvencia de sus posiciones y su criterio". Además, calificó como "muy bueno que el pueblo argentino pueda ver" al hijo de la Presidenta "tal cual es y saque sus conclusiones", ya que, aseguró, el referente de La Cámpora es "humilde, sincero y muy natural".

A la par, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, definió como un "gran compañero" a Máximo Kirchner y dijo que cuando lo escuchó hablar en el acto de La Cámpora en el estadio de Argentinos Juniors, "le pareció estar escuchando a Néstor" Kirchner.

Cercano al oficialismo, por otro lado, el consultor electoral Artemio López señaló en declaraciones televisivas que, con la participación de Máximo Kirchner, "nace un líder en un sector del kirchnerismo" y "marca que la continuidad del proyecto es patrimonio de (la presidenta) Cristina Fernández" y un mensaje para los que "se presentan como continuadores del proyecto".

En cambio, desde la oposición, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández cuestionó el discurso, al advertir que "ha dejado al descubierto el verdadero sentir de las entrañas de Cristina y de su entorno que es 'yo quiero la re-relección'". "Cristina no es que no puede ser candidata porque la oposición se lo niega, no puede ser candidata porque se lo impide la ley", enfatizó el dirigente del Frente Renovador en declaraciones a radio Mitre, quien, sin embargo, consideró "sano" que el dirigente de La Cámpora haya salido a la luz.

En tanto, el gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, sostuvo este lunes que el hijo de la mandataria "puede expresar lo que piensa", pero advirtió que "no" es positivo "plantear cosas inconstitucionales" como una eventual segunda reelección de su madre. "Plantear cosas inconstitucionales no creo que sea positivo", subrayó De la Sota sobre la re-re, "sin perjuicio de que la libertad de expresión ampara a todo el mundo y cada uno puede decir lo que quiera", destacó. En ese sentido, lamentó que "muchas veces no se respeta" la Constitución, lo mismo que "no se respetan los fallos de la Corte respecto de los jubilados", dijo.

Consultada por el discurso de Máximo Kirchner, la diputada nacional Elisa Carrió evitó profundizar en las palabras del dirigente de La Cámpora, al advertir que "los hijos son siempre víctimas de los padres". "Los hijos son siempre víctimas de los padres, pero la verdad que no opino, siempre he preservado a los hijos", sentenció la precandidata presidencial por el Frente Amplio UNEN.

En esta misma línea, la diputada nacional por Unión PRO Patricia Bullrich consideró que "la idea" del referente de La Cámpora, "es seguir con la dinastía" y afirmó que "quién no la deja competir a Cristina (en las próximas elecciones presidenciales) es la Constitución".

Este fin de semana, el hijo de la Presidenta habló por primera vez en público y en su discurso desafió a la oposición a competir "en las urnas" con la mandataria y reclamó a los que "quieren acabar con el kirchnerismo" que "no le tengan miedo al pueblo".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Máximo Kirchner
  • repercusiones
  • Jorge Capitanich
  • Daniel Scioli
  • Gabriel Mariotto
  • Axel Kicillof
  • Diana Conti
  • Artemio López
  • Alberto Fernández
  • Elisa Carrió