POLITICA LA DENUNCIA INICIADA POR NISMAN


La Cámara Federal podría reabrir la investigación del Memorándum con Irán

Los jueces rechazaron el pedido de nulidad de Timerman, y afirmaron que la causa se puede reanudar ante la aparición de nuevas pruebas.


Foto:Cedoc

La Cámara Federal anticipó hoy la posibilidad de reabrir la investigación del memorándum de entendimiento con Irán. Ese expediente había sido iniciado por la denuncia penal del fiscal Alberto Nisman (formulada días antes de su muerte en enero de 2015) a la expresidenta Cristina Kirchner y al excanciller Héctor Timerman, entre otros funcionarios del gobierno anterior.

Así, la Sala II de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal resolvió este martes confirmar la decisión del juez Bonadío de rechazar un planteo de nulidad de los abogados de Timerman, sobre una grabación en la que el exfuncionario reconoció que Irán había sido el autor del atentado a la AMIA.

La decisión contó con el voto positivo por mayoría de los jueces Horacio Cattani y Martín Irurzun y la disidencia de Eduardo G. Farah.

"La jurisprudencia reiteradamente ha sostenido que la desestimación y el archivo de las actuaciones no causan estado, pues aquellas pueden reactivarse cuando –como en el caso- existen elementos o alegaciones no valoradas anteriormente", indicaron los camaristas Horacio Cattani y Martín Irurzun.

Según indica el Centro de Información Judicial, en el voto de los camaristas Cattani e Irurzun, indicaron que distintos ciudadanos denunciaron a Cristina Fernández de Kirchner, Timerman y a los diputados y senadores que aprobaron el Memorandum de Entendimiento entre Argentina e Irán, con relación a la investigación del atentado contra la AMIA.

E hicieron hincapié en que, según audios que trascendieron públicamente, Timerman había admitido la autoría de Irán en el atentado y sin perjuicio de ello “habiendo negociado con ese país, buscó encubrir el atentado traicionando no sólo a la comunidad judía en Argentina sino también a su propio país".

"Que considero esto, en virtud de lo expresado y su accionar, como configurado el delito de Traición a la Patria por denegación de justicia correspondiente a la justicia de nuestro país”, reza el fallo.

La defensa planteó la nulidad de toda la causa, argumentando que el audio habría sido obtenido ilegítimamente. Además, cuestionaron que los hechos fueron denunciados previamente por el fiscal Alberto Nisman y que la desestimación de ese expediente, dispuesta por el juez Rafecas, hacía el caso cosa juzgada, impidiendo que se inicie otro proceso para investigar tales imputaciones.

En su voto, los jueces Cattani e Irurzun desestimaron estos pedidos e indicaron que “la génesis del legajo obedeció a denuncias realizadas por ciudadanos y al impulso de la acción del acusador público. Mal puede, en ese contexto, entenderse viciado lo actuado desde su origen, cuando aquél fue ajustado a los procedimientos que prevé la ley”.

Además agregaron que la vía para canalizar el agravio sobre la grabación era pretendiendo su exclusión en el supuesto que se incorpore como prueba. Para ello, había que conocer más sobre el modo de obtención de aquella, cosa todavía no realizada.

En cuanto a lo resuelto sobre la denuncia del fiscal Alberto Nisman, aseguraron: “La desestimación y el archivo de las actuaciones no causan estado, pues aquellas pueden reactivarse cuando –como en el caso- existen elementos o alegaciones no valoradas anteriormente” y que serán materia de definición en la instrucción “las consecuencias de las nuevas hipótesis y elementos aludidos por las presentaciones aquí detalladas –cuya investigación impulsó el Ministerio Público Fiscal-”, sin perjuicio de cuál sea el magistrado que siga interviniendo.

Farah, en voto disidente, sostuvo que debía anularse la decisión apelada y remitir los antecedentes del caso a conocimiento del Juzgado Federal n° 3 para que resuelva lo que corresponda, en tanto “El hecho aquí denunciado coincide con el que puntualmente le fue imputado al ex Canciller Héctor Timerman, de modo que las cuestiones discutidas por su defensa (validez legal de la grabación de una conversación telefónica entre aquél y autoridades de la AMIA referida al atentado en la sede de esa institución y su aptitud para justificar la reapertura de la investigación promovida por el fiscal Nisman) deben ser debatidas y resueltas en el marco de ese expediente anteriormente iniciado, en el que se halan todos los antecedentes del caso”.

 



Redacción de Perfil.com