POLITICA

La Cámpora salvó a Oyarbide y Rafecas y van por el ascenso de Casanello

Por Natalia Aguiar (*) | Cómo fue la operación del oficialismo en Consejo de la Magistratura para rescatar a los magistrados. 

Foto:Captura de video

El kirchnerismo en pleno salvó del jury a los jueces federales Norberto Oyarbide y Daniel Rafecas por supuesto mal desempeño con los siete votos de los consejeros que reciben directivas del Secretario deJusticia, Julián Alvarez, líder de la Agrupación La Cámpora.

No estaba previsto para el plenario del día de hoy tratar el caso de Oyarbide, pero el mismo estaba a punto de prescribir al cumplir los tres años y cuatro meses de “inacción”. Por ello, el consejero de los abogados provinciales, Miguel Piedecasas,  junto al senador Angel Rozas, solicitaron que sea incorporado al debate del plenario. Para ello, hicieron propio un dictamen del es consejero y actual senador por Chubut, Mario Cimadevilla.

Ese dictamen radical, proponía el inicio del trámite de remoción y sanción del juez por la causa del anillo costoso por la que se lo acusaba de supuesto enriquecimiento ilícito.

A partir de la exposición de los argumentos, las tropas kirchneristas se reagruparon y votaron a favor de incorporar el análisis del caso en el plenario aunque aprovecharon la situación para votarlo en contra y salvar a Oyarbide.

La tropa oficialista votó en contra del dictamen opositor y así logro el “operativo salvataje”.

Avalaron esta negativa, Alvarez, representante del poder ejecutivo, Jorge Candis , juez laboral, la diputada oficialista por Mendoza, Anabel Fernández Agasti, Pablo González senador oficialista y Héctor Recalde diputado nacional. La representante de los jueces, Gabriela Vázquez que si bien se abstuvo, con esa actitud avaló salvar al magistrado. Ruperto Godoy senador por San Juan, estuvo ausente mientras se trató el caso de Oyarbide.

Ante la ausencia de los dos tercios necesarios, se propuso impulsar una sanción del 30 % de sus haberes según la propuesta del camarista Luis Cabral.

Por tratar y poder votar una sanción votaron los jueces Luis Cabral, Leónidas Moldes, y los abogados Adriana  Donato, Miguel Piedecasas y los radicales Angel Rozas, senador y Gustavo Valdez, diputado nacional. Sin embargo, el doble voto Vázquez cerro la posibilidad de avanzar.

Oyarbide  estaba señalado por supuesto enriquecimiento ilícito tras haberse demostrado que adquirió un lujoso anillo de diamantes  que habría sido ingresado al país sin declarar desde Uruguay.

El costo del anillo, fue el eje de la discusión ya que en una joyería comercial su precio al público ascendía a 250 mil dólares pero luego una pericia técnica determinó un monto de 75 mil pesos.

Oyarbide ha demostrado ser un alfil del kirchnerismo y este sería  el premio tras haber sobreseído al matrimonio Kirchner por el delito de enriquecimiento ilícito. El magistrado que no duda en mostrarse lujurioso, mantiene diálogo permanente con Carlos Zanini, Secretario de la Legal y Técnica. El último caso por el que trascendió su nombre fue por haber admitido que frenó el allanamiento a la Mutual Propyme, tras un llamado del segundo de Zanini, Carlos Liuzzi.

El caso de Daniel Rafecas sí estaba previsto para ser tratado hoy. Se encontraba acusado asesorar vía mensajes de Whatsapp al abogado Ignacio Donazzo Iturraspe, vinculado a la defensa de uno de los señalados como presuntos testaferros del vicepresidente Amado Boudou, José María Nuñez Carmona.

Tras el “Boudougate”, el ex consejero kirchnerista Hernán Ordiales lo denunció  por "pérdida de imparcialidad" y finalmente fue apartado de la causa por la Cámara Federal.

Rafecas ayer, congraciado ya con el kirchnerismo tras desestimar la denuncia del fiscal Alberto Nisman por supuesto encubrimiento a los iraníes, dio una Conferencia en la sede de la Cancillería Argentina sobre el Holocausto.

Sin embargo, se pospuso otro concurso polémico entre los consejeros. El 212, que se puso en marcha para cubrir un cargo de la Sala I de La Cámara Federal. Compiten el juez de tribunal oral Julio César Báez, el juez penal tributario  Javier López Biscayart y el actual juez federal Sebastián Casanello.

Aunque la pelea será entre López Biscayart y Casanello, ya que Báez, mantendría antecedentes penales por plagio y estafa de un libro académico sobre “Estafas procesales”, según constaría en su legajo.

Además, fueron destronados del podio expertos profesionales,  Mariano Llorens y Domingo Montanaro.

Como adelantó Perfil.com hace dos meses, los Camporistas harán lo imposible por impulsar el nombramiento de Casanello, quien investiga al empresario kirchnerista Lázaro Baéz. Razón que podría sustentar las estrategias procesales de  sus abogados para lograr el sobreseimiento o llevar la causa a los tribunales de Rio Gallegos.

 

 



Natalia Aguiar