POLITICA

La central cordobesa, en el ojo de la tormenta desde su reinauguración

Por Ariel Bogdanov | Sobreprecios, robos de combustible y fallas son algunos de los cuestionamientos en torno de la planta. Cristina la reinauguró en 2010.

PERFIL COMPLETO

Foto:Télam

La central Pilar de Epec suele estar en el ojo de la tormenta. Sobreprecios, robos de combustible, fallas en la prestación de servicios son algunos de los temas que suele “emerger” de la planta generadora de energía ubicada a pocos kilómetros de la capital provincial.

Sólo en 2013 hubo dos denuncias de robo de combustible en la Central Pilar de Epec. Una por sustracción de unos dos millones de litros de fuel oil, valuados en 10 millones de pesos y una segunda fechada en julio de 2013 por robo de 1.500.000 litros de gasoil. La Justicia aún se encuentra investigando los hechos.

Además para la ampliación de la planta, obras presentadas en 2010 por la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner, junto al entonces gobernador Juan Schiaretti, se denunciaron negociados y sobreprecios en la obra que realizó Electroingeniería, empresa emblema en obras K, cercana al Ministro de Planificación Julio de Vido, y a Carlos Zannini, una de las personas más cercanas al entorno de los Kirchner.

En el acto realizado el 22 de mayo, Cristina justificó las inversiones argumentando que "se distribuyen en la totalidad del territorio nacional". "Para que algunos que hablan sepan dónde y cómo se gastan los recursos (porque) cuando uno escucha hablar parece que el Presupuesto y las inversiones se hicieran adentro de la Casa Rosada o de la residencia de Olivos", declaró Cristina.

Juan Pablo Quinteros, vocal del Directorio del Ente Regulador de los Servicios Públicos (ERSeP) en una solicitada al Gobierno fechada en mayo del año pasado denunció: "Por cuarto año consecutivo, EPEC arroja pérdidas en sus balances; la deuda por la Central de Pilar, que evoluciona con el tipo de cambio, distorsionó el resultado del ejercicio 2012. El enorme negociado de la Central Pilar terminó produciendo lo que anunciamos desde el primer día, el desfasaje en los números de EPEC y sus cada vez peores resultados financieros”.

 

(*) Desde Córdoba, especial para Perfil.com



Ariel Bogdanov (*)