POLITICA PRESION SINDICAL


La CGT anunció un paro sin fecha y espera a Prat-Gay

Los gremios buscan descomprimir el reclamo de los afiliados por la caída del salario. Dejan una puerta abierta ante la reunión que tendrán con el ministro.

Cautela. La conducción apuesta a que el macrismo envíe una señal para evitar la medida de fuerza.
Cautela. La conducción apuesta a que el macrismo envíe una señal para evitar la medida de fuerza. Foto:Telam
El Comité Confederal, que nuclea a más de 140 gremios, facultó a la CGT a realizar un paro general en contra del gobierno de Mauricio Macri, pero le dejó la definición de la fecha al triunvirato, que prefiere todavía priorizar el diálogo con los ministros, antes que tomar medidas extremas.

El cónclave se extendió por tres horas en la sede de Azopardo, en el Salón Felipe Vallese, al que asistieron 300 dirigentes. Las bases presionaron fuerte por una huelga, pero al final el triunvirato eligió la cautela. Es que esperan con expectativas la reunión con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, que se llevará a cabo la semana que viene. “Si de los cinco reclamos que tenemos se resuelven uno o dos, lo vamos a tomar como una señal”, explicó un allegado a Juan Carlos Schmid, uno de los jefes de la central obrera.

Durante el desarrollo del Comité hablaron veinte secretarios generales y la política metió la cola: algunos propusieron hacer un paro el 17 de octubre, el día de la lealtad peronista. “Yo soy marítimo. Y en un barco nadie se tira al agua hasta que el capitán no dice que abandonen el barco. El que se tira solo corre riesgo de ahogarse”, graficó Schmid en el cónclave, según pudo reconstruir PERFIL. En otras palabras, antes de tirarse a la pileta, los sindicalistas quieren que haya agua. Y el agua es el apoyo de la opinión pública, con el que hoy no cuentan. “No quieren quedar en off side con la gente. Cuando sea la gente la que empiece a decir que la situación económica no va más, ahí van a hacer el paro”, consideró un dirigente sindical sobre la decisión que debe tomar el triunvirato que conforman, además de Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña.

Tal como publicó PERFIL hace una semana, la CGT quiere adelantar una posible medida de fuerza para evitar que quede pegada a fin de año, cuando la crisis social suele aflorar más que en otras épocas. Y porque las bases están muy enojadas por la situación económica: hay quejas por los despidos, la inflación, la no reapertura de paritarias, Ganancias, entre otras cosas.

En el triunvirato se quejaron, además, por los gremios que están muy influenciados por el kirchnerismo, que proponen una política de desgaste hacia el gobierno de Mauricio Macri, algo a lo que los jefes de la central obrera le esquivan.

Con esta resolución, de facultar a un paro pero no fijar la fecha, las CTA quedaron disconformes, ya que esperaban que la central obrera con mayor cantidad de sindicatos tomara una medida en contra del gobierno M.

Mañana, la CGT tendrá una reunión con los movimientos sociales bajo la consigna “Tierra, Techo y Trabajo” que fue propuesta por el papa Francisco. “Lo que nosotros vamos a hacer es una continuación de ese encuentro histórico que hubo en Azopardo para ir en la dirección de lo que quiere el Papa”, dijeron. Ya se había reunido con organizaciones por el pedido para declarar la emergencia social.