POLITICA DIFERENCIAS SOBRE MEDIDAS DE MACRI

La CGT avanzó en su proceso de unidad con pocos ausentes

El líder de la central opositora, Hugo Moyano, encabezó la reunión. Participaron 140 gremios, pero hubo ausentes importantes.

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

“Vamos a comenzar con el plenario de la AFA”, dijo entre risas Hugo Moyano, al iniciar ayer la primera reunión por la unidad de la CGT realizada en el histórico edificio de calle Azopardo. Fue el segundo encuentro público de los secretarios generales de las tres centrales y el primero desde la asunción de Mauricio Macri. Participaron 140 gremios, pero aún están ausentes de este proceso el líder de la CGT Alsina Antonio Caló y algunos gremios como Smata y la Unión Ferroviaria.

Entre los presentes, hubo unanimidad en la necesidad de avanzar en el proceso de unidad, pero también fuertes diferencias en la evaluación política de las primeras medidas del Gobierno y el rol que deberán jugar los representantes de los trabajadores en la reorganización del peronismo. Al finalizar el encuentro se decidió crear una mesa de coordinación para que intenten sumar a los gremios reticentes y coordinen la realización de un nuevo plenario que organice ya un congreso donde se definan las nuevas autoridades de la CGT unificada.

Moyano dijo que se estaban viviendo “momentos especiales” y dijo que todos están “para contribuir para que las cosas anden bien”, pero eso no quiere decir que no puedan mantener su “identidad peronista” ni “dejar de defender los derechos de los trabajadores”. A su turno, el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, aclaró que no hay un interés político oculto en la unidad. “Por el contrario, queremos acompañar”, insistió.

Andrés Rodríguez (UPCN), que integra la CGT de Caló, fue el primer dirigente en destacar que la unidad también permitirá influir sobre el Partido Justicialista, al indicar que “el movimiento obrero debe participar en el reordenamiento del peronismo”. Luego Gerónimo Venegas (Uatre), el dirigente que más se comprometió en favor de la campaña de Macri, recordó que el cegetismo había llegado a tener “35 diputados” y que eran parte de las “decisiones que se tomaban en el país”. En su opinión, la pérdida de poder político del gremialismo se explica por la “desunión”.

Sobre el final del plenario se dio un fuerte cruce entre Carlos West Ocampo (Fatsa) y Julio Insfrán (Patrones Fluviales), el primero pidió una autocrítica por la derrota del PJ en la provincia de Buenos Aires mientras que el segundo reivindicó el apoyo sindical a la gobernadora electa María Eugenia Vidal.



Aurelio Tomas