POLITICA POLEMICA EN LOS TRIBUNALES

La citación de Magnetto, detrás de la disputa por una fiscalía clave

PERFIL COMPLETO

El concurso para nombrar dos nuevos fiscales federales agitó esta semanas los tribunales de Retiro y será clave en la pelea entre el Gobierno y el Grupo Clarín.

Franco Picardi, subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia, obtuvo el mayor puntaje en el examen escrito del concurso, como adelantó Infobae. Es militante de La Cámpora, de excelente llegada a Eduardo “Wado” De Pedro y Julián Alvarez, también camporista y secretario de Justicia.

De este concurso, surgirá el titular de la fiscalía federal número 5. Allí, tramita la causa por Papel Prensa y un interés particular del Gobierno: golpear al Grupo Clarín.

El actual fiscal a cargo de la causa es Eduardo Taiano, quien subrroga en la fiscalía que quedó vacante tras la muerte de Luis Comparatore. Durante el último año, Taiano se negó al menos dos veces a pedir la indagatoria de Héctor Magnetto, CEO de Clarín, acusado por la querellante Lidia Papaleo y por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, de supuestos delitos de lesa humanidad por la venta de las acciones de Papaleo en Papel Prensa durante la dictadura.

Este diario ya reveló el año pasado que los pedidos ante Taiano llegaron de parte de los fiscales de la Unidad Fiscal de Derechos Humanos de la Procuración General de la Nación. Los pedidos fueron primero en conversaciones informales y luego por escrito, ante la insistencia de Taiano de que no habría pruebas suficientes para pedir la indagatoria de Magnetto.

Picardi quedó esta semana con grandes chances de asumir a cargo de esa causa, lo que generó las críticas de secretarios de fiscalías y de juzgados que compitieron en el concurso. “Franco es capaz y lo ha demostrado durante su paso por estos tribunales. Fue secretario de la fiscalía federal número 3 y tuvo un cargo en un juzgado. Está capacitado para ser fiscal y ganar un concurso, más allá de su militancia”, confió a este diario un magistrado de Comodoro Py, que a pesar de su diagnóstico sobre Picardi, no tiene buena relación con el Gobierno y con la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.



Emilia Delfino