POLITICA OTRO ACUERDO PRO-K


La Ciudad traspasó la exESMA al Gobierno nacional

El excentro clandestino será manejado por el kirchnerismo. Críticas de Nora Cortiñas.

Ritondo comandó la polémica sesión.
Ritondo comandó la polémica sesión.
Foto:Dyn

La Legislatura porteña aprobó hoy la disolución del Instituto Espacio para la Memoria como ente autárquico del Gobierno de la Ciudad y la cesión al Ejecutivo nacional de los centros clandestinos de detención durante la última dictadura, con los votos del PRO y el bloque kirchnerista.

La propuesta, que generó críticas por parte bancadas opositoras y organismos de derechos humanos, se aprobó por 41 votos afirmativos contra 15 negativos, y ratificó un convenio entre los gobiernos nacional y de la Ciudad firmado en enero.

De esa forma, se disuelve el Instituto Espacio para la Memoria como ente autárquico (aunque conservará su sede en la exESMA) y, al mismo tiempo, otorga el derecho de uso real por 30 años todos los inmuebles en los que funcionaron centros clandestinos de detención durante la última dictadura cívico-militar.

Durante la discusión, que duró más de dos horas, se dispuso también la creación de un consejo asesor que realizará un seguimiento de la continuidad laboral de los organismos y empleados vinculados al mencionado instituto, que quedarán incorporados a la Administración Pública Nacional con reconocimiento de estabilidad y antigüedad en el cargo.

Sobre la votación, el legislador porteño Alejandro Bodart (MST Nueva Izquierda) señaló que se trata de "un nuevo pacto PRO-K, ahora contra los derechos humanos", y criticó que "los dos bloques le negaron la palabra a Nora Cortiñas", quien se opuso a la disolución, al igual que el Premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

Por su parte, Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica en UNEN) afirmó: "Con la entrega del Instituto espacio por la Memoria desaparece una política de estado de la Ciudad para convertirla en una política del gobierno de turno".

Del interbloque kirchnerista votaron en contra Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro) y Pablo Ferreyra (Izquierda Popular), mientras que la presidenta de la bancada, Gabriela Alegre, señaló en un comunicado que "estos sitios son emblemas nacionales, por lo que ratificamos y defendemos el pase a la órbita del gobierno nacional".

A su vez, votaron en contra los bloques Frente de Izquierda, Confianza Pública, Proyecto Sur, SUMA y Verde Alameda (interbloque Unen).

Pablo Bergel (Verde Alameda) ironizó: "Con este acuerdo vergonzoso, el gobierno nacional empieza a rebobinar la película virtuosa que comenzó a construir Néstor Kirchner en 2003" y "quizás debamos devolver la ESMA a la Marina y volver a colgar el cuadro de Videla en el Colegio Militar". 

La semana pasada el PRO y el kirchnerismo habían intentado aprobar el proyecto pero no pudieron. Una semana más tarde lograron su objetivo.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • ESMA
  • Cortiñas
  • Legislatura
  • Ritondo
  • Ferraro
  • ExESMA