POLITICA LAVADO Y DESVIO DE FONDOS

La documentación de SGI prueba los nexos con Báez y manejo de dinero negro

PERFIL COMPLETO

Los tres allanamientos a la financiera SGI reúnen alrededor de cien cajas de documentos que están siendo analizados por el juzgado federal número 7, a cargo de Sebastián Casanello, y los investigadores consideran que han sido “fructíferos”.

Fuentes de la causa aseguraron a PERFIL que la documentación secuestrada en el último mes ya arroja pistas certeras sobre los vínculos entre la financiera de Federico Elaskar y empresas de Lázaro Báez. También confirma que la firma maneja volúmenes importantes de dinero en negro, producto de uno de sus negocios: cambiar cheques de Austral Construcciones y otras empresas de Báez por efectivo no declarado legalmente.

El juez prepara exhortos a países extranjeros, como Suiza, Estados Unidos, Belice, Gran Bretaña, Irlanda, España y Nueva Zelanda. El viernes, libró el primero de ellos a Panamá. Comprobar la ruta del dinero K tiene su clave en el seguimiento del dinero que ingresó y egresó de SGI.
Para los investigadores, los nexos con el extranjero son centrales: no sólo porque Elaskar denunció que creó más de cuarenta sociedades en Panamá para Báez, sino porque dijo que la nueva dueña de la financiera es Helvetic Service, una empresa suiza con sedes y compañías en esos países.

Helvetic se instaló en 2008 en la Argentina y su sede está en un departamento del 14° piso del edificio de la calle Conesa 1970, de Belgrano, como reveló una denuncia de los diputados Graciela Ocaña y Manuel Garrido. Ambos enviarán esta semana más información a la Justicia suiza sobre los nexos de ese país con el caso. Elaskar dijo que  Helvetic había sido adquirida por Lázaro.

Pero esa compañía no es la única. Ocaña y Garrido enviarán esta semana información sobre al menos siete compañías suizas que aparecen ligadas al caso de lavado.

La documentación de SGI es tan central en el caso que ya hay tres denuncias sobre supuesta destrucción o mudanza de documentos de la financiera. El viernes, el juzgado también ordenó allanar las sedes de cinco bancos –Columbia, Francés, Hipotecario, Comafi y Galicia– y una financiera –Metrópolis– que operaron con SGI.



E.D.