POLITICA PUGNA POR QUIEN SE LLEVA EL MERITO


La efedrina de Ezeiza recalentó la pelea interna de Bullrich y Gómez Centurión

Desde Seguridad advirtieron que la Aduana sabía desde mayo de ese cargamento y que ya había salido en el Boletín Oficial. Y acusan al ex funcionario de querer ser “héroe”.

Distanciados. La ministra estuvo ayer en Mar del Plata por un megaoperativo antidrogas. Antes, disparó contra el ex funcionario.
Distanciados. La ministra estuvo ayer en Mar del Plata por un megaoperativo antidrogas. Antes, disparó contra el ex funcionario.
Foto:Presidencia
El escándalo de la Aduana se intensificó ayer y dejó en evidencia la interna que existe entre el Ministerio de Seguridad, que conduce Patricia Bullrich, y el desplazado titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión. Después de que la Justicia hallara diez barriles con 250 kilos de efedrina en el Aeropuerto de Ezeiza, desde el ministerio salieron a quitarle méritos al suspendido funcionario asegurando que él tenía la información en su poder desde mayo.

Tanto Bullrich como el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, difundieron que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) había avisado en mayo a la conducción de la Aduana en Ezeiza que tenían la información sobre un cargamento de pseudoefedrina retenido en un sector adonde esa fuerza no puede entrar y sólo puede la policía aduanera. “Es importante plantear las cosas como son. Me parece que no se puede decir que esto es algo que nadie sabía, que es un descubrimiento”, dijo Bullrich.

Allegados a Gómez Centurión, en tanto, aseguran que él no tenía esa información. Y que recién cuando supo del tema se presentó ante la jueza María Servini para proveerle la información necesaria para que se hicieran los allanamientos.

Desde el Ministerio, en cambio, creen que Gómez Centurión “quiso hacerse el héroe”. Milman hizo público que en el Boletín Oficial del miércoles había salido un aviso oficial de Aduana que daba cuenta de diez “bultos” con pseudoefedrina. Para que eso pasara, explicó, se debieron dar pasos administrativos, como la constatación física de los barriles y las pruebas químicas sobre su contenido. Por eso, en Seguridad no pueden entender que Gómez Centurión haya dicho en la Justicia que había recibido un anónimo con un mapa con la ubicación del cargamento.

Con respecto a que él no estaba al tanto, ponen la mira en el jefe de la Aduana de Ezeiza, Gustavo Curatolo. “Fue designado por Gómez Centurión”, aclaran. De todas formas, niegan una interna pero no aceptan que él se lleve todos los méritos.

Cerca de Gómez Centurión acusan a Bullrich de hacer una “defensa corporativa” de las fuerzas de seguridad. Pero también niegan tener una interna con ella