POLITICA AYER, EN QUILMES


La estrategia de los “cara a cara” de la gobernadora

PERFIL COMPLETO

Mano a mano. Sin intermediarios. Timbreos, recorridas por los barrios o visitas sorpresas a un hospital o una escuela. María Eugenia Vidal se propuso, desde que asumió como gobernadora bonaerense, no abandonar los “cara a cara” que le dieron buenos frutos en la campaña de 2015.
Ayer Vidal visitó a un matrimonio del partido de Quilmes. La gobernadora estuvo en la casa de Viviana, vendedora de ropa, y de Germán, quien tiene un taller mecánico, junto a sus dos hijos. El encuentro formó parte de una estrategia trazada por la Gobernación para no abandonar el contacto directo y la “cercanía”, dos pilares que consideran que colaboraron para su triunfo.
“En campaña María Eugenia había dicho que iba a seguir recorriendo la Provincia y eso es lo que está haciendo. El objetivo que nos trazamos es volver, al menos una vez, a cada municipio durante todo este año”, explicó a PERFIL Federico Suárez, secretario de Comunicación y consejero habitual de la “mesa chica” de la gobernadora. “En primer lugar, esto lo organizamos porque ella está convencida de que el cambio es estar cerca y dar la cara. En segundo lugar, porque siempre dice que quiere ver la realidad por sí misma”, completó Suárez.

Ezequiel Spillman