POLITICA VERÓNICA MAGARIO

"La gobernadora hace cinco meses que no me atiende ni el teléfono"

La intendenta matancera fue elegida titular de la Federación de municipios. Dice que el Pro quiere “destruir” La matanza.

Veronica Magario
Veronica Magario Foto:Cedoc

“Los matanceros estamos siempre primeros en el medallero”, se ufana Verónica Magario mientras acompaña a 700 chicos del municipio en los juegos bonaerenses de Mar del Plata. Un día antes, la intendenta del distrito más populoso del país ganó la pelea política con Cambiemos por la conducción de la Federación Argentina de Municipios (FAM). 

— Cambiemos sostiene que surgió de una votación en la FaM en donde hubo pocos representantes...

 — Fui votada por unanimidad y participaron dos tercios de los asociados. Tuve un amplio y contundente apoyo en donde estuvieron representadas todas las provincias. El PRO no participó ni participa de la FAM como socio, pero los estamos esperando. 

—¿Y por qué el Pro pudo ser parte de la negociación? 

—Están todas las fuerzas políticas pero ellos no están asociados, que es lo que estábamos tratando de integrar. 

— Cuando se acerca fin de año se mira al Conurbano. ¿será un diciembre difícil?

 —Las pequeñas y medianas industrias están muy afectadas. En nuestro distrito, las fábricas están con 15 días de suspensión, el comercio que mermó sus ventas un 40 %. Esto hace que se pierda el trabajo y halla una merma del salario. Esto agrava la situación social porque hay familias que no tienen trabajo con lo cual no tienen para comer y otras que ya no llegan a fin de mes. Si esto no mejora, con el tiempo se va agravando. 

—¿Hay una contención a estos sectores desde el gobierno nacional y provincial? 

—No. Los que estamos trabajando frente a la conflictividad social somos los intendentes en nuestras ciudades. El gobierno nacional y provincial en La Matanza no acompaña a nuestros comedores escolares, nosotros estamos sosteniendo el crecimiento de los cupos.


—Desde Cambiemos se busca la división de La Matanza... 

—Nos vienen a romper y a destruir, y nuestro distrito en estos últimos años pudo hacer obras, pudo generar trabajo y hacer crecer sus industrias. Dividir el distrito es poner dinero en la burocracia, en la política. Si todo ese dinero nos lo dieran a La Matanza podríamos construir ochenta hospitales, 400 escuelas, podríamos tener 40 mil policías cuidando a los vecinos. Si la gobernadora, que hace más de cinco meses que no me atiende ni siquiera por teléfono, nos girara esos fondos en vez de que vayan para tener más funcionarios, tendríamos una Matanza muy parecida a Capital Federal

—¿No tiene diálogo con Vidal?

—La vi en febrero y en abril. Nunca más la volvimos a ver, nunca más me atendió el teléfono y si la llamo me contesta algún funcionario. No sé por qué hace esa diferencia, es la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, y también tiene que trabajar con el distrito más grande de la Provincia. 

—¿La quiso vetar en la FaM?

 —Eso se dijo, no quiero creer que sea así, pero lo más importante es que podemos trabajar en conjunto desde la FAM y desde La Matanza, por eso esperamos que recapacite.