POLITICA

La guerra de narcos no tiene fin en Rosario

"La Chicago argentina" recuperó su triste mote. Cronología de la violencia.

Foto:Gentileza La Capital

La violencia no para de crecer en la ciudad de Rosario, Santa Fe. En los últimos días hubo cuatro asesinatos vinculados al narcotráfico.

La seguidilla de crímenes comenzó el domingo cuando asesinaron a Claudio "El Pajaro" Cantero, de 29 años, frente a un boliche. Era hijo de Ariel Máximo Cantero, antiguo jefe de la banda "Los Monos" que desde 2003 lucha por el liderazgo territorial a Los Garompas. Padre e hijo peleaban, además, por el control de la barra de Newell´s.

La venganza no se hizo esperar. El lunes el dueño del bar, Diego Omar Demarre volvía a su casa de Tribunales junto a su mujer cuando desde un auto se le puso a la par. Le dispararon varias veces. Murió una hora más tarde en el hospital. El martes mataron a Nahuel César, de unos 20 años, y a Marcelo Alomar, de alrededor de 40, vinculados a la seguridad del boliche.

La hipótesis que circula es que el autor material del homicidio fue Luis Orlando “El Pollo” Bassi, un supuesto narco de Villa Gobernador Gálvez. Bassi es dueño de la remisería “Cinco estrellas” y de una bailanta de Villa Gobernador Gálvez. Mantiene una interna con los Cantero por la venta de drogas en la zona sur de Rosario.

Respuestas. Rosario está gobernada por Antonio Bonfatti, del Frente Amplio Progresista (FAP). El líder del partido, Hermes Binner, se defendió de las críticas: "Se está haciendo todo lo posible, lo que no se preocupa (Agustin) Rossi es por qué la ministra (de Seguridad nacional, Nilda) Garré retiró la Gendarmería de Santa Fe, por qué retiró a la policía federal y por qué no está la policía aeroportuaria en los lugares donde tiene que estar", dijo a El primero de la mañana de La Ocho. Y completó: "Acá ante un delito federal es la Nación la que se está haciendo la distraída".

El diputado del FPV había alertado sobre la situación el mismo día en que habló el candidato del FAP: "En el año 2008, en los primeros cinco meses del año hubo 33 asesinatos. En lo que va del 2013 tenemos 90. Eso muestra demuestra que lo que se dominaba como ajuste cuentas, y que en algún momento se quería presentar como una cuestión de pelea entre vecinos por problemas menores, eso no era así. Lo que hay en Rosario es un brutal enfrentamiento entre organizaciones narcos que se disputan el territorio y el negocio", afirmó en declaraciones radiales. Las diferencias de color político con la Casa Rosada hacen que todo se torne más complicado.

(*) De la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart (*)