POLITICA AYUDA SILENCIOSA

La Iglesia comenzó a aportar documentación

"Cuenten conmigo, estoy a disposición", fue la respuesta del Papa a Estela de Carlotto. Ayer anunciaron la restitución de la nieta 115, cuya familia criticó la llegada de Bergoglio al Vaticano.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Cuenten conmigo, estoy a disposición”. El Papa Francisco le respondió a Estela de Carlotto cuando el 23 de abril en abril del año pasado, se encontraron en el Vaticano.

La presidenta de Abuelas le había pedido, a través de una carta, que le entregó en mano, que se abran los archivos de la Iglesia para poder obtener más datos de nietos robados en la última dictadura militar. Y le escribió que “no colaborar y seguir escondiendo esa información no es de buen cristiano sino de un pecador”.

La relación entre la dictadura militar y la Iglesia fue uno de los temas que involucran a la historia de la familia De la Cuadra y a su nieta desaparecida. Es que, en su desesperación por recuperar a sus hijos, intentaron, sin éxito, lograr que los sacerdotes intervengan. Incluso, en su declaración ante el Tribunal Federal Oral 6 en el marco de una de las causas por delitos de lesa humanidad (el “circuito Camps”), Estela De la Cuadra (la tía de la nieta recuperada) aportó una carta que le escribió Jorge Bergoglio de puño y letra al obispo de La Plata (Mario Piqui) para que interceda.(Ver Aparte)

De todas formas, a partir del encuentro con Francisco, la relación de Estela de Carlotto con la Iglesia comenzó, lentamente, a mejorar. “Hay una voluntad de entregar documentación tras la reunión de Estela con el Papa”, explicó a PERFIL Claudia Carlotto, hija de Estela, quien trabaja buscando datos para recuperar nietos en la Conadi (Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad).     

Añadió que su madre viene manteniendo varias reuniones con miembros de la Curia por este tema. “Hemos tenido algunas respuestas positivas”, apenas dijo Estela en la conferencia de prensa.

El nieto recuperado, y diputado nacional del Frente para la Victoria, Horacio Pietragalla Corti, confió a este diario que lo primero que comenzó a llegar son actas de bautismo, que resultan esenciales ya que aparecen registrados los presuntos apropiadores. “Falta más”, agregó el legislador kirchnerista.

Para Claudia Carlotto “hay voluntad, pero en concreto necesitamos más documentación”, planteó.

Según la Conadi es fundamental contar con la mayor cantidad de elementos posibles cuando realizan sus investigaciones antes de presentarlas a la justicia, donde Abuelas aparece en la mayoría de casos como querellante.



E.S.