POLITICA SIGUE ALTA LA APROBACION


La imagen presidencial cayó hasta 10 puntos por las últimas medidas

Analistas coinciden en que ahora el Gobierno debe cumplir con los pronósticos anunciados. Fin de la luna de miel.

PERFIL COMPLETO


Foto:TÉLAM

La luna de miel entre Mauricio Macri y la sociedad parece haber llegado a su fin. Con cuatro meses de gestión, encuestadores y analistas políticos estiman que la imagen del Presidente ya cayó alrededor del 10%, fruto de medidas “impopulares”, aunque consideran que la situación podría revertirse en caso de que el Gobierno avance en anuncios positivos para la economía.

De acuerdo con el último informe de humor social elaborado por el Grupo de Opinión Pública (GOP), el índice de aprobación del Presidente bajó al 53,5% en el mes de marzo, lo que representa un descenso de 10 puntos desde diciembre. Sin embargo, Raúl Timerman, director del GOP, explica que el número no es tan significativo, si se consideran las medidas “impopulares” que tomó el Gobierno desde que asumió.

 Pese a eso, Timerman explica que la luna de miel “se terminó”. “Se incrementaron las expectativas inflacionarias  y las demandas de recomposición salarial. Se percibe un aumento de los reclamos hacia el Gobierno”, dice el director de GOP. En este punto, casi el 60% de los encuestados –sobre un universo de 500, en AMBA, contactados la última semana de marzo–cree que la inflación de este año se ubicará entre 30 y 40 puntos y demanda una solución urgente al problema.

“Cristina Kirchner se fue con un 29% de pobres, inflación, un 20% del país viviendo de planes sociales y problemas con el trabajo formal. Los argentinos esperaban que el nuevo gobierno empezara a solucionar esos problemas y ven que eso no está sucediendo”, analiza el consultor y analista Hugo Haime.

Si bien para Haime la sociedad era “consciente” de que había que hacer correcciones en la política económica que implicaban, por ejemplo, la devaluación, en el tema del ajuste de tarifas de los servicios públicos prima la idea de que, “había que hacerlo pero no de esta forma”.

“El desafío que tiene el Gobierno ahora es hacer que las cosas que dicen que van a suceder, como las inversiones, la baja de la inflación y la generación de empleo, efectivamente se cumplan”, explica. Timerman coincide en que la Rosada debe empezar a revertir la tendencia. “El Gobierno tomó medidas impopulares que consideraba necesarias y lo hizo bien. Ahora tiene que empezar a hacer otro tipo de anuncios”, dice.

Para la consultora Analogías, que dirige Analía del Franco, la evaluación del desempeño de Macri bajó del 66,9 al 56,2% desde diciembre, aunque sigue siendo alta. “La imagen personal y la de gestión se están equilibrando, es normal”, explica Del Franco, quien remarca que por primera vez aparece en las encuestas el factor de responsabilidad del Gobierno sobre los problemas de la sociedad. “En febrero, la responsabilidad puesta en el Gobierno era baja, hoy está en el 31%. De manera proporcional bajó la responsabilidad que se le asigna a la herencia recibida”, señala Del Franco.

En el estudio de Analogías –realizado entre el 11 y el 14 de abril sobre 2.226 casos– los encuestados mencionaron como principal preocupación la inflación, al tiempo que comenzó a aparecer el temor a quedarse sin empleo. “Un 60% cree que van a cerrar fábricas. Empieza a verse una tensión”, dice Del Franco.    

La misma tensión se refleja en una encuesta de Management&Fit realizada a mediados de marzo, en la que el 42% de los encuestados señala que la situación económica del país estará entre peor y mucho peor en los próximos meses, mientras que sólo 34% cree que mejorará.



Gabriela Pepe