POLITICA VIENTOS DE CAMBIO

La insólita y violenta carta de lectores que publicó Tiempo Argentino

La misiva, difundida por el matutino que ¿pertenecía? a Sergio Szpolski, narra una inverosímil historia de desempleo y violencia de género.

Foto:Tiempo Argentino

Tiempo Argentino publicó hoy una supuesta carta de lectores, en la que se narra un hecho de ficción que incluye escenas de violencia de género.

La misiva fue publicada en la sección Opinión junto a un editorial de Sergio Szpolski, el hasta ahora titular del Grupo 23, multimedio al que pertenece el matutino. Precisamente en esa columna, el excandidato del Frente Para la Victoria se despide de sus lectores, ya que vendió Tiempo, junto a Radio América, al empresario Mariano Martínez Rojas.

El texto en cuestión está firmado por Héctor Daniel Rosental, un asiduo colaborador a la sección de carta de lectores de Tiempo Argentino (por lo que, se sospecha, podría ser un seudónimo, incluso de algún periodista del matutino).

Con el título “Anécdota”, la carta cuenta la historia de un “chabón” que “no se la bancaba más a la yegua (la yegua es Cristina) y por eso votó a la contra (la contra es Macri)”. Ante el triunfo de Cambiemos, el supuesto protagonista  usa expresiones como “se acabo la joda”, “que se vayan a laburar esta manga de vagos” y “hay que rajar a todos los ñoquis”.

Luego, el aludido “chabón” pierde su empleo “en una empresa de limpieza que prestaba servicios en un edificio céntrico donde se dictaban cursos de computación gratuitos financiados por el anterior gobierno”. Enojado, proclama, “¡Maldita yegua! dejó el país echo [sic] mierda y por su culpa me quedo sin trabajo”.

Luego el hombre, borracho, vuelve a su casa y golpea a su esposa. “Ella fue trasalada en ambulancia al hospital y él a la seccional. Posteriormente, fue traslado también a un sanatorio ya que, aparentemente, se había autopropinado golpes en su cuerpo. Durante su traslado afirmaba: “¡Maldita yegua! dejó el país echo mierda”, concluye el relato.

La supuesta carta recibió duras críticas en redes sociales por, además de su verosimilitud, por retratar un hecho de violencia de género como “justificado” por la política.



Redacción de Perfil.com