POLITICA

La investigación del misterioso disparo al edificio de Nicolás Ciccone

Nadie hizo la denuncia, sin embargo la Policía inició una investigación de oficio. Las claves para encontrar al agresor.

PERFIL COMPLETO

Foto:Perfil.com

Un pequeño orificio sobre el cristal del frente del edificio donde vive el empresario Nicolás Ciccone despierta incertidumbre en torno a una posible amenaza mafiosa a uno de los fundadores de la imprenta que, según presume la Justicia, el vicepresidente Amado Boudou manejaba desde las sombras.

A 48 horas de acontecido el hecho sólo el domicilio y la fecha sostienen esta hipótesis. El ataque se habría perpetrado horas después de que se conociera el fallo del juez Lijo, en el que se valió -entre otras pruebas- del testimonio de Ciccone para procesar a Boudou. Después, todas son dudas: nadie, ni siquiera el encargado que tiene su asiento a pocos metros, radicó la denuncia en la comisaría 23, ubicada a cinco cuadras.

Recién en la tarde del lunes, después de las 17, los efectivos de esa dependencia policial se acercaron al edificio para iniciar la investigación. "Esto es una actuación de oficio, nos enteramos por los medios y acá estamos", le dijo uno de los agentes a Perfil.com. "Nadie reportó nada, sólo tenemos la marca, porque tampoco lo escucharon ni vieron al agresor", agregó.

Sin embargo, la misma investigación policial contemplaba que el ataque se produjo el sábado por la madrugada. Este portal recorrió la cuadra y, de todos los vecinos consultados, ninguno pudo precisar con seguridad cuándo vio el orificio por primera vez. "Yo recién vi esta marca hoy, paso todos los días por acá y creo que ayer no estaba", dijo, dudosa, una vecina.

Cuando ya había caído la noche sobre la Avenida Del Libertador al 3600, en el lugar había tantos periodistas como policías, ambos con más incógnitas que certezas. "Puede ser una piedra, un balín o una bala 9 milímetros", estimó uno de los oficiales. "Pero dependiendo del grosor o el tipo de blindaje que tenga el vidrio también podría ser, aunque con menos posibilidades, una 22", dijo otro. 

Para trabajar sobre esa prueba, la comisaría 23 dio intervención a la policía científica que, a última hora del lunes, todavía realizaba las pericias correspondientes para determinar cómo se produjo el orificio.

Las claves. Al mismo tiempo, la investigación policial avanza con la prueba que podría armar el rompecabezas: el edificio tiene dos cámaras de seguridad fijas. Una apunta hacia la puerta, y podría decir cuándo y con qué proyectil fue el ataque. Sin embargo, de haberse efectuado a distancia el rostro del agresor quedaría afuera del plano y sólo las cámaras de la zona podrían aportar información.

Según pudo saber Perfil.com, para el momento en el que se habría producido el disparo, Nicolás Ciccone se encontraba en una quinta de descanso, lejos de la ruidosa Avenida Del Libertador. Por ese motivo, la familia dio a conocer el hecho recién el lunes, cuando volvieron al domicilio.

Al momento, las dudas persisten. La familia dejó trascender que todo se trató de un mensaje mafioso a uno de los protagonistas de la causa judicial que sacude a la Casa Rosada. Es que en su último fallo, el juez Lijo se hizo hincapié en el testimonio de Nicolás Ciccone, quién también quedó procesado junto a otros cinco imputados, tras admitir dos reuniones con el entonces ministro de Economía para tratar la venta de la empresa que lleva su nombre.

 

(*) De la redacción de Perfil.com



Patricio Caruso (*)