POLITICA

La izquierda logró sólo dos bancas en la Legislatura

Aurelio Tomás | Las dos fuerzas sumaron 7 %. El partido de Zamora, AyL, sacó el 4 % y logró una banca. El FIT obtuvo la reelección de Marcelo Ramal.

PERFIL COMPLETO

Foto:Dyn

"Mañana arranco a las 5 y a trabajar al Jumbo de Martínez", comenta Fernando Vilardo, el diputado de la Ciudad de Buenos Aires electo por Autodeterminacion y Libertad (AyL), la agrupación que vuelve a ganar una banca luego de 10 años. Obtuvo el 4 % de los votos. El grupo compacto de militantes que sigue a Luis Zamora fue sin dudas la gran sorpresa. Con un lugar en la Legislatura, esperan poder potenciar este espacio que nació con la crisis de 2001.

Esta fue la primera vez que se implementaron primarias con un piso del 1,5 % en la Ciudad. Aunque es una medida muy criticada, fue clave para permitir que dos agrupaciones de izquierda consiguieran entrar a la legislatura. Con los resultados de abril, ninguno habría alcanzado el limite de entrada que está en torno a los 3 puntos porcentuales.

La otra fuerza que logró entrar en la Legislatura es el Frente de Izquierda y de los Tabajadores (FIT), que tenía a Miryam Bregman como candidata a Jefa de Gobierno. Con el 3,1 % de los votos, logró la reelección de Marcelo Ramal (referente del Partido Obrero).

La alianza del FIT cuenta con representación en 6 distritos y una fuerte militancia. Aunque vivió dividido el resultado en la Ciudad, debido a una interna entre las fuerzas que la conforman. "Ya empezaron las PASO", evaluaba un militante en la puerta del búnker del PTS cuando se lo consultó por el festejo separado. Sorprendió el fuerte corte de boleta que hubo en favor de la lista de legisladores del FIT. Ramal, del PO consiguió 1,6 % más que la candidata a Jefa de Gobierno. Algo que ya despertó suspicacias de cara a la competencia nacional que se viene. Un militante que siguió el voto a voto graficó: "Cada tres boletas, una cortada".

Las fricciones en el FIT se harán sentir de aquí a agosto, pero los buenos resultados que obtenía también en Córdoba son un fuerte incentivo para mantener la unidad a pesar de las diferencias.

El tercer competidor, que no pudo ingresar a la legislatura, fue Itaí Hagman con Camino Popular, que compitió con boleta corta. Sin embargo, Hagman destacó que pudieron "duplicar los votos de las PASO, con un gran esfuerzo militante y a pesar de que no teníamos candidato a Jefe de Gobierno". En las nacionales, esta alianza porteña apoyará la candidatura de Víctor de Gennaro por el Frente Popular. El histórico dirigente de ATE se mostró confiado en el búnker montado en el hotel Bauen, con lograr "500 mil votos en las nacionales con participación en 16 distritos".

Más allá de las diferencias, hubo coincidencia en criticar con fuerza la organización de las elecciones por parte del PRO, porque no incluyeron espacios gratuitos de publicidad como sí ocurre en las elecciones nacionales.



Aurelio Tomás