POLITICA


La joven que se desnudó ante Lijo dijo que fue "poco profesional y humano"

Arrojó su ropa interior contra la cara de una de las secretarias de Lijo al resistirse a la extracción de sangre. Sospechan que podría ser hija de desaparecidos. Audio.

"Nadie se acercó ni me dio su ayuda, me sentí perseguida y vulnerada como mujer", aseguró.
Foto:Cedoc

La obligaron a realizarse un examen de ADN contra su voluntad y reaccionó arrojando su bombacha contra el rostro de una de las secretarias del juzgado. Se trataba de la joven Irene Barreiro quien se desnudó frente al juez Ariel Lijo. La hija de Ana Maggi y Ernesto Barreiro, detenido por crímenes de lesa humanidad, no quiso realizarse un examen de ADN de forma compulsiva.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Barreiro, en diálogo exclusivo con el programa Ahora es nuestra la ciudad, por FM Identidad, criticó: "Ningún medio me llamó. Nadie lo hizo".

"Fue la primera vez en mi vida que veía al juez y no sabía para qué me citaban. Hubo unas situaciones raras antes de la citación, me llamaban por teléfono para averiguar mi dirección, me sacaban fotos por la calle, allanaron la casa de mi madre y como me quisieron hacer el ADN en el allanamiento y me negué... pasó esto", explicó Irene.

La joven nació en 1978 y se sospecha que sería hija de desaparecidos pero ella no duda en tildar la denuncia como "falsa".

En diálogo con el periodista Luis Gasulla, Barreiro detalló porqué se negó a realizarse el ADN: "No teníamos perito de parte. Hubo 10 personas en el allanamiento, entre ellos el jefe de Prefectura, chicas de asistencia de víctimas, CONADI, testigos y me encerraron en un cuarto y me dijeron que les tenía que dar mis prendas interiores".

Después de ese hecho se produjo el escándalo en el juzgado de Lijo: "Me citó, cuando llegamos nos esperaba la gente del ADN, Lijo no sabía explicarse bien pero después dijo que las pruebas que se habían llevado del allanamiento estaban contaminadas y no habían llegado a un resultado". "No intentaron convencerme porque les dije que estaba dispuesta a hacerlo pero no a su manera. Cuando nos paramos, Lijo dice 'no se van de acá hasta que no dejen la prueba de ADN'", añadió.

Irene agregó que "el juez actuó de forma poco profesional y humana" y que por esa razón reaccionó como lo hizo: "Me empecé a poner nerviosa, me desesperé porque si venían personas a la fuerza a sacarme sangre es como una violación". Y señaló: "No tengo dudas de que soy hija de mi madre y de mi padre".

"No pensé la situación, soy una persona pacífica, no me gusta el lío y me había preparado con mi psicóloga toda la semana ese momento, vivo mi vida normal y no molesto a nadie y no entendía porque, si soy una víctima para ellos, me hacen esto. Cuando me estaban acorralando, me saqué la ropa, tenía una adrenalina que no entendía nadie, los empujé y me fui desnuda", concluyó Irene quien aseguró que no volvió a hablar con el juez.

AUDIO (Gentileza Ahora es nuestra la ciudad):



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • juez Ariel Lijo
  • Irene Barreiro
  • examen de ADN
  • hija de desaparecidos