POLITICA LA MUERTE DEL FISCAL

La jueza pidió a la AFI que abra los correos electrónicos de Nisman

Ante la falta de respuesta de EE.UU., Fabiana Palmaghini solicitó la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia sobre dos casillas del exfiscal. 

Foto:Telam

La jueza Fabiana Palmaghini pidió a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) la apertura de dos correos electrónicos del fiscal Alberto Nisman ante la falta de respuesta del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, organismo al que se le había solicitado la información meses atrás.

El oficio fue enviado hace unos dos meses, según informaron fuentes judiciales a PERFIL, cuando la jueza tomó la dirección de la investigación, luego del apartamiento de la fiscal Viviana Fein. Sin embargo, el organismo dirigido por Gustavo Arribas tampoco dio una respuesta al respecto.

Esta semana, Palmaghini renovó el pedido e incluyó la cuenta aportada por el ex espía Carlos “Moro” Rodríguez, amigo de Nisman y con quien se envió mensajes de WhatsApp el viernes anterior a su muerte.

Rodríguez, además, admitió que le presentó al fiscal a Diego Lagomarsino, el técnico de computadoras que facilitó el arma que dio muerte a Nisman. En su declaración, el ex espía mencionó que solían hablar de Jaime Stiuso, a quien se referían en código como “el remisero”. También detalló que Nisman le pidió a Rodríguez dos “favores personales” para Stiuso. El testigo agregó que no conoce personalmente a Stiuso.

En tanto, se diluye la pista del virus troyano que contenía el celular de Nisman. Los agentes de Cibercrimen de la Policía Metropolitana llegaron a un sitio ubicado en Paraná, Entre Ríos, pero los procedimientos no dieron resultados. Al mismo tiempo, esperan que los peritos puedan acceder a una agenda electrónica del fiscal sin borrar la información.

Este jueves, el fiscal de Cámara Ricardo Sáenz adhirió a los recursos de las querellas solicitando que la causa pasara al fuero federal debido a que considera que Nisman fue víctima de un homicidio.

 

Alquilan su departamento

A estrenar”. Así apareció publicado en internet el departamento en el que vivió y murió el fiscal Alberto Nisman, y que fue  puesto en alquiler por 43 mil pesos mensuales.

El departamento de tres ambientes y 130 metros cubiertos se ofrece a través de la inmobiliaria Alternativa Propiedades con cochera, baulera y amenities. Se encuentra completamente amueblado y está orientado hacia la calle Aimé Painé, frente al Faena Hotel.

Aunque se ofrece como “a estrenar”, a simple vista se constata que es el mismo donde Nisman encontró la muerte.
El departamento pertenece al empresario Edgardo Acevedo.



Cecilia Di Lodovico