POLITICA CAUSA POR EL MEMORÁNDUM CON IRÁN

La Justicia acelera y definirá la suerte de Cristina Kirchner antes de fin de año

El martes, en audiencia, se escuchará a la defensa de los acusados. Los abogados de la ex Presidenta pidieron la televisación. Solicitarán que se revoque la decisión de Bonadio.

Procesada. Los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah, de la Sala II de la Cámara Federal, decidirán la situación de la senadora.
Procesada. Los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah, de la Sala II de la Cámara Federal, decidirán la situación de la senadora. Foto:Cedoc Perfil

La Cámara Federal decidió pisar el acelerador a fondo y definirá antes de fin de año si confirma o revoca los procesamientos y las detenciones del juez Claudio Bonadio en la causa que nació con la denuncia de Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández por el Memorándum con Irán.

Ayer, los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah, de la Sala II de la Cámara Federal, citaron para el próximo martes a una audiencia clave para escuchar a todos los acusados. Y a partir de entonces se desatará una carrera contra reloj para sacar antes del 31 de diciembre una resolución que puede convertirse en la llave que abra la celda de los detenidos en la causa o el cimiento para una inminente elevación a juicio oral para la ex jefa de Estado y el resto de los imputados.

Se trata de la revisión del fallo que hace apenas ocho días firmó el juez Claudio Bonadio ordenando el procesamiento con prisión preventiva de Cristina Fernandez de Kirchner (previo desafuero), del ex canciller Héctor Timerman (con arresto domiciliario por su estado de salud), del ex secretario Legal y Técnico del kirchnerismo Carlos Zannini, del ex piquetero Luis D’Elía, el ex jefe de Quebracho Fernando Esteche, y el lobista iraní Jorge Khalil.

En la misma resolución, hubo procesamientos pero sin riesgos de libertad para el ex jefe de la AFI Oscar Parrilli –que aún no se notificó de la resolución-; para quien fuera su segundo y actuó como funcionario del Ministerio de Justicia, Juan Martin Mena; para el diputado Andrés “Cuervo” Larroque; y para el espía inorgánico Allan Bogado, entre otros. La cita está fijada para el martes a las 10.15. Fue el propio defensor Alejandro Rúa, a cargo de la defensa de CFK y de Timerman, el encargado de difundir la notificación de la audiencia, a través de su cuenta de Twitter y pidió la televisación por el canal oficial del Poder Judicial.

“Ojalá que @cijudicial la transmita a todos ustedes” , escribió el abogado a través de la red social. De inmediato, y por la misma vía, la directora del Centro de Información Judicial María Bourdin envió una respuesta: “Le informo a @AleRuaTwit que @cijudicial solo transmite audiencias por disposición de los tribunal o por pedido de alguna de las partes”. El escenario de la audiencia será la oportunidad de exigir a la Sala II de la Camara Federal que revoquen el fallo de Bonadio, por entender que el Memorándum fue una decisión política, que las alertas rojas a los iraníes nunca se cayeron y que los imputados siempre estuvieron a derecho y por lo tanto son arbitrarias sus detenciones.

Pero además será el momento de disparar contra uno de los delitos más polémicos de la causa: el de traición a la Patria. Si bien ahora, tras el procesamiento y las detenciones a algunos juristas les hizo ruido esa figura, lo cierto es que esa denuncia fue la herramienta que le permitió a Bonadio investigar aspectos de la denuncia de Nisman, cuando aquella presentación original había sido cerrada por el juez Daniel Rafecas y la Sala I de la Cámara Federal.
 
Un detalle: fue la Sala II, de Irurzun y Farah, que ahora deberá revisar procesamientos, la que avaló aquella causa. Nadie confia en tener mucha suerte.