POLITICA ENRIQUECIMIENTO ILICITO


La Justicia allanó el departamento y la casa de De Vido

La Policía Federal entró a la chacra que tiene en Zárate y al piso de Palermo.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

El juez federal Luis Rodríguez ordenó ayer allanamientos simultáneos en el departamento que el ex ministro de Planificación, Julio de Vido, tiene en la avenida Del Libertador al 2200, en la Capital Federal, y en la chacra de Puerto Panal, en la localidad bonaerense de Zárate.

Los procedimientos fueron realizados por la Policía Federal. Rodríguez investiga al actual diputado nacional por presunto enriquecimiento ilícito. Cuando intentó allanarlo el mes pasado, De Vido se habría amparado en sus fueros, aunque él lo niega. Lo que dice en su defensa es que el magistrado no pidió entrar al departamento sino averiguar quién vivía allí. “Cuando se le dijo que esa persona no vivía allí, se retiraron”, afirmó el ex funcionario kirchnerista.

La Cámara de Diputados aprobó el jueves la posibilidad de que, a pesar de tener fueros, el diputado pudiera ser allanado. La iniciativa, del interbloque Cambiemos, fue sólo rechazada por 49 legisladores de la bancada del Frente para la Victoria. Y provocó el éxodo de varios de sus miembros que pertenecen al Movimiento Evita.

Rodríguez tiene la hipótesis de que De Vido no puede justificar su patrimonio. Puso en la mira su crecimiento desde que ingresó a la función pública, en 2003, hasta que se retiró, el año pasado. El ex funcionario adquirió en ese período la chacra, de varias hectáreas, mientras alquilaba su departamento porteño a un costo de tres mil dólares mensuales. El juez también puso en la mira las operaciones inmobiliaria de De Vido y su esposa, la ex funcionaria Alessandra Minnicelli.

Hace seis años, el entonces juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid sobreseyó al matrimonio en la causa por enriquecimiento ilícito. Pero la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) apeló la medida y recién en la instancia de la Corte Suprema obtuvo un aval para intervenir en el caso.

La causa se reactivó y quedó en manos de Rodríguez. Aráoz de Lamadrid consideró en su oportunidad que el matrimonio tenía los ahorros para justificar su patrimonio y que no era delito que el entonces funcionario gastara todo su sueldo en alquilar un departamento.



Mariano Confalonieri