POLITICA BUSCAN INDICIOS DE SOBORNOS

La Justicia escuchará a otro valijero del Lava Jato por supuestas coimas

Se trata de Rafael Angulo López, un nuevo arrepentido del caso en Brasil. Trabajó con Leonardo Meirelles. Declara el 13 de septiembre.

PERFIL COMPLETO

Angulo Lopez y Meirelles. Ambos repartían sobornos bajo las órdenes de Alberto Youssef.
Angulo Lopez y Meirelles. Ambos repartían sobornos bajo las órdenes de Alberto Youssef. Foto:Cedoc Perfil
Rafael Angulo López, alias “Velho” (“Viejo”), es español y miembro confeso del grupo de valijeros del Lava Jato. Este cambista o doleiro repartió coimas en efectivo por Brasil y América Latina en nombre de las constructoras brasileñas. El 13 de septiembre deberá declarar por videoconferencia ante el fiscal federal Federico Delgado en una de las causas centrales del caso Odebrecht: la construcción de las plantas potabilizadoras de Aysa.

En su declaración en Brasil, Angulo López confesó haber hecho pagos indebidos de la empresa Camargo Correa. La constructora brasileña también está siendo investigada en la causa Aysa, ya que construyó junto a sus socias locales una de las dos plantas que están en la mira del juez Sebastián Casanello. La otra planta fue construida por Odebrecht y Esuco.

Al igual que Leonardo Meirelles, Angulo López es uno de los arrepentidos ante la Justicia de Brasil. Ambos están condenados por haber distribuido sobornos a funcionarios públicos de ese y otros países donde las empresas como Odebrecht, OAS y Camargo Correa operaron con fuerza durante los últimos años.

En mayo, Delgado interrogó a Meirelles, quien declaró haber realizado diez transferencias bancarias desde una offshore de Hong Kong a una cuenta suiza de Gustavo Arribas, jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Transfirió unos US$ 850 mil en 2013, mientras se negociaba el reinicio de las obras del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento. También dijo que todo lo que transfirió desde esa cuenta eran coimas de Odebrecht u OAS.

El doleiro del caso Arribas mencionó a Angulo López en su declaración y lo coló en la causa de Aysa, donde la Justicia avanza contra funcionarios y empresarios por supuestas irregularidades en las licitaciones de las obras. Ambos cambistas trabajaban bajo las órdenes de Alberto Youssef, quien organizaba el pago de coimas en una primera etapa del Lava Jato.

Angulo López cumplió su rol en el engranaje de los sobornos transnacionales hasta 2014, según declaró. Youssef le encargaba viajar para repartir sobornos en efectivo destinados a funcionarios públicos o intermediarios, que Angulo López llevaba escondidos en el cuerpo y repartía en hoteles. A cambio, recibía un sueldo mensual de 14 mil reales, unos US$ 4.600. En la causa argentina consta que ingresó al menos una vez a la Argentina. Salió por el Puente Internacional Tancredo Neves, el 26 de marzo de 2008. La Dirección de Migraciones no registró lugar o fecha de ingreso al país.