POLITICA EL ZAR DEL JUEGO

La Justicia intimó a Cristóbal por una deuda con la Ciudad

El dueño del Grupo Indalo debe 4000 millones de pesos en impuestos. Hasta cuándo tiene tiempo para pagarlo. 

Foto:Cedoc

Más malas noticias para Cristóbal López. A la denuncia en su contra de la AFIP y el allanamiento de su canal de noticias C5N, el zar del juego suma ahora una intimación de la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires por deudas con el fisco. Debe 4000 millones de pesos en concepto de ingresos brutos.

Según informó el Diario Clarín, López recibió la visita de “Pepín” Rodríguez Simón, parlamentario del Mercosur y cerebro jurídico de Mauricio Macri, quien lo notificó de su delicada situación fiscal: tiene un mes para pagar la deuda, acumulada del 2003, del Hipódrimo de Parlermo.

En rigor, este auténtico mega casino montado tras la pantalla del turf pertenece tanto a López como a Federico de Achával, otro magnate del juego con vínculos con todo el arco político, del kirchnerismo a Cambiemos.

Mayor casino del mundo si se lo mide por la cantidad de tragamonedas – tiene 4600 máquinas -, el Hipódromo representa la cartelización del juego llevada a cabo por el kirchnerismo. Allí Nèstor hizo confluir a López, dueño del gigantesco Casino flotante de Puerto Madero, con Achával, quien había recibido la concesión en 1992 y hoy extiende sus negocios hasta Estados Unidos, donde es copropietario – junto a Cristóbal – del complejo Dania Casino & Jai Alai.

López y Achával llegaron al juego con Menem, prosperaron con De la Rúa – fue quien permitió al Hipódromo tener tragamonedas – y se internacionalizaron bajo el kirchnerismo. Ambos tienen sólidos vínculos con el macrismo, principalmente a través de Nicolás Caputo, principal beneficiario de las licitaciones de obras públicas desde hace años en la Ciudad de Buenos Aires, y lo más probable es que sus negocios sigan creciendo.

Pero primero, parece haber dicho Macri, tienen que pagar lo que deben. Es bastante. 



Redacción de Perfil.com