POLITICA CASANELLO

La Justicia investigará a Laura Alonso por presunta "persecución selectiva"

Tras ser denunciado por supuesto enriquecimiento, Echegaray embistió con acusaciones contra la Oficina Anticorrupción. La Cámara desestimó todos los planteos menos uno sobre presunto "abuso de poder"..

Luego de que la Oficina Anticorrupción (O.A.) se presentara como querellante en la causa por presunto enriquecimiento ilícito contra Ricardo Echegaray, el ex funcionario K denunció a la O.A. y a su titular Laura Alonso por "falsa denuncia" y "violación de los deberes de funcionario público".

Sin embargo, esta alegación fue desechada por la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, en sintonía con la postura previamente asumida por el fiscal Franco Picardi y el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

Por otra parte, se remarcó que aún “no ha recibido respuesta la pretensión de que se inicie una pesquisa para determinar si pudo haber existido, en los términos apuntados, un actuar arbitrario configurativo de abuso de poder, destinado a beneficiar o no accionar en determinados casos, en desmedro de las finalidades propias del organismo”.

La Sala no tomó posición sobre si podría tratarse de un delito (por el que se intenta imputar a Alonso), pero aclaró que “como se trató de una alegación expresa incluida en el escrito promotor, se impone la revocatoria de la solución conclusiva adoptada sin darle tratamiento. Deberá el juez, entonces, expedirse sobre el punto –corriendo vista previa al fiscal”.

En este marco, la Cámara le pidió a Sebastián Casanello que revea su omisión de análisis sobre si la O.A. elige en qué causas intervenir y desiste de participar en otras. “El eje, aquí, no se pone en cuáles son los casos en que sí se involucró el organismo –como querellante, entre otros supuestos- sino en aquellos en que dejó o deja de hacerlo”, advirtió el tribunal. Esa conducta, dice el fallo, podría haber sido destinada “a beneficiar o no accionar en determinados casos, en desmedro de las finalidades propias del organismo”.

La Cámara consideró que el juez Casanello “también deberá definir si, con relación a la hipótesis así planteada, concurre o no en cabeza de Echegaray un perjuicio directo que lo habilite a constituirse en querellante”.