POLITICA MOVIMIENTOS EN CAUSAS CLAVE

La Justicia se prepara para definir el destino de Cristina

Los últimos pasos en la causa Hotesur traen un buen pronóstico para los Kirchner. Archivaron otra causa sobre los hoteles.

PERFIL COMPLETO

El futuro judicial de la familia Kirchner sigue dependiendo del destino de la causa Hotesur. A pocas semanas de dejar el poder, la presidenta Cristina Fernández tiene un panorama más claro y tranquilizador. También Máximo Kirchner, quien participó en la dirección de la empresa hotelera, será diputado y tendrá fueros.

El juez federal Daniel Rafecas, que quedó a cargo de la causa sobre una supuesta maniobra de lavado de dinero en los hoteles K, tomó en los últimos días una medida que sorprendió a algunos de sus colegas y a la denunciante Margarita Stolbizer, quien cree que el juez podría estar buscando evidencias de que no hay pruebas de lavado. En el escrito que envió, Rafecas aclara que su pedido es “en pos de evitar” el doble juzgamiento contra los imputados.

El magistrado pidió a dos jueces un informe sobre expedientes contra Lázaro Báez –pieza clave de la maniobra– que están archivados porque se determinó que no era culpable de lavado ni evasión fiscal. En toda investigación de lavado de hechos ocurridos antes de la sanción de la nueva ley antilavado se debe probar que los fondos tienen origen ilícito. En el caso de Báez, deberían probar que el dinero que pagó a los Kirchner por el alquiler de sus hoteles proviene, por ejemplo, de sobreprecios en la obra pública que el Gobierno dió a Báez y el empresario devolvió como sobornos a través de la contratación de habitaciones y del alquiler de tres hoteles. Otro delito precedente podría ser la evasión de impuestos. Primero hay que probar que se cometieron esos ilícitos y luego, el lavado.  

El camino que tomó el juez Rafecas indica que busca en esas causas los supuestos delitos precedentes. Los busca donde los jueces ya determinaron que no había delitos.

El juez Ercolini archivó en 2011 una causa contra el empresario por supuesto lavado en una transferencia de US$ 10  millones a un banco en Liechtenstein, paraíso fiscal. Ercolini determinó la inexistencia de delito porque Báez probó que era “dinero blanco”. Es una de las causas que quiere revisar Rafecas.

Rafecas también pidió ver la causa del juez en lo Penal Tributario Javier López Biscayart, que en junio sobreseyó a Báez por evasión en un caso central para la causa Hotesur. El juez Biscayart investigaba el pago de $ 14,5 millones de Báez a los hoteles de los Kirchner entre 2010 y 2011 por habitaciones para supuestos empleados de siete de sus empresas. Las habitaciones estaban desocupadas.

La AFIP determinó que Báez no había evadido impuestos en esta maniobra y Biscayart lo sobreseyó y archivó la causa. Pero resaltó que podría tratarse de una maniobra de lavado, que él no puede investigar en su fuero. La envió a los tribunales federal de Retiro. PERFIL confirmó esta semana que el 26 de agosto el fiscal Carlos Rívolo pidió su archivo por inexistencia de delito.

El juez Sergio Torres estuvo de acuerdo. Otra buena para Báez y CFK. López Biscayart ya envió su informe. El hecho es idéntico al de la causa Hotesur. Rafecas podría interpretar que seguir adelante con su caso sería cometer un doble juzgamiento.

Rafecas también pidió información al juez Sebastián Casanello, que investiga por lavado a Báez. En esa causa, Báez aún no fue procesado y tampoco se determinó un delito precedente probado judicialmente porque hasta el momento Báez siempre fue declarado inocente de corrupción y evasión.



Emilia Delfino