POLITICA CASO SANTIAGO MALDONADO

La madre de una víctima de Once increpó a CFK en la misa por Maldonado

Monica Graciela Bottega se molestó por la presencia de la ex presidenta en la iglesia de la Merced y se lo hizo saber. Su testimonio.

Cristina en la misa por Maldonado en Merlo.
Cristina en la misa por Maldonado en Merlo. Foto:Facebook

La ex presidenta y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, participó ayer de una misa en la iglesia de la Merced en Merlo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, mientras se desarrollaba la multitudinaria marcha a Plaza de Mayo. En ese lugar estaba también Monica Graciela Bottega, la madre de Tatiana Pontiroli, una de las víctimas de la tragedia de Once.

Bottega se acercó hasta la ex presidenta y la increpó por su presencia allí al responsabilizarla de las muertes ocurridas en el accidente ferroviario del 22 de febrero de 2012, cuando la formación chapa 16 del ferrocarril Sarmiento no frenó en la estación cabecera de Once y ocasionó 52 víctimas mortales, entre ellas su hija Tatiana.

La mujer explicó a través de su cuenta de Facebook los motivos que la llevaron a actuar así: "Hoy en la iglesia de la Merced, en Merlo el obispo celebró una misa por la aparición con vida de Maldonado. Me sumé por el cuidado de la vida de todos. Estoy esperando que empiece la misa y veo un revuelo desde adelante donde yo estaba un revuelo en el fondo del templo..una señora me dice ... vino Cristina Kirchner! Cuando todos se sientan la veo! Pensé un segundo que hacer.... camino hasta el banco donde estaba rezando la ex presidente.. la miro fijo a los ojos y le digo...'soy la mama de Tatiana Pontiroli fallecida en la tragedia de once'... me contesta.. 'ya me dijo Gustavo' (Menendez) .. 'usted es una asesina', le dije, 'pide por la vida de Maldonado y nunca se hizo cargo de la masacre que causo a 52 inocentes'. Los guardaespaldas se me acercan y les digo que se queden tranquilos, que yo ya me iba, que la que tenía que rezar era la señora, no yo. Y entre lágrimas salí de la iglesia".

Fernández de Kirchner habló de la misa en sus redes sociales y hasta subió una fotografía de ella en el lugar, aunque no hizo referencia ni mencionó el incidente del que fue protagonista a la fuerza.