POLITICA ARCHIVO

La nota de PERFIL que destapó el escándalo de Sueños Compartidos

En 2008, este portal consignó que la Fundación Madres de Plaza de Mayo acumulaba cheques rebotados por más de 400.000 pesos

El artículo de Perfil.com sobre Hebe de Bonafini en 2008.
El artículo de Perfil.com sobre Hebe de Bonafini en 2008. Foto:Cedoc

Hebe de Bonafini fue procesada hoy por presunta "defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública", según dispuso el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi. La medida alcanzó también a Sergio y Pablo Schoklender; al exsecretario de Obras Públicas, José López; y a su segundo, Abel Fatala.

El escándalo estalló en 2011, cuando Sergio Schoklender se desvinculó de la Fundación Madres de Plaza de Mayo y, poco después, el caso fue denunciado ante el Poder Judicial. Pero tres años antes, Perfil reveló los problemas financieros que ya comenzaba a afrontar la organización que conduce Bonafini.

En un artículo publicado por Perfil.com el 26 de junio de 2008, el periodista Pablo Javier Blanco daba cuenta de los 34 cheques que había emitido la Fundación y habían rebotado por falta de fondos. Solo ese año, la cifra adeudada por las Madres ascendía a más de 400.000 pesos, que por entonces equivalían a más de 130.000 dólares. 


A continuación, la nota completa:

El despilfarro de los cheques sin fondos de Bonafini

Según consta en los archivos del Banco Central de la República Argentina, Hebe de Bonafini y la Fundación Madres de Plaza de Mayo, que ella preside, tienen este año 34 cheques rechazados por falta de fondos por un valor de $403.984,96. La cifra sólo abarca los primeros tres meses del año, ya que la última estadística del BCRA llega al 26 de marzo. Si se toma en cuenta todas los cheques emitidos desde 2004, los "rebotes" financieros totales de Bonafini son más amplios y superan el millón y medio de pesos.

En la central de información del BCRA figuran, desde el 11 de noviembre de 2004 y hasta el 26 de marzo de 2008, 147 cheques rechazados por un monto que asciende a $1.668.270,39. La mayoría rebotados durante el año pasado. Las sumas individuales van desde los $170.000 por cheque a $37,50.

Rebeldía insólita. La mayoría de los cheques corresponden a la Fundación de las Madres, aunque 10 son de la Asociación Rebeldía y Esperanza, una organización social dedicada a la fabricación de cerámicos, venta de madera y enseñanza de adultos, que también obtuvo, en 2005, un permiso del gobierno porteño para tener puestos ambulantes y la concesión de una calesita en la Plaza de los Dos Congresos.

¿Por qué, tras 147 cheques sin fondos en los últimos cuatro años ni Bonafini ni las Madres han sido inhabilitadas para emitir? Perfil.com consultó al área de cheques rechazados del Banco Central, donde manifestaron que una persona u organización puede seguir emitiendo "siempre y cuando se pague la multa". Las multas de los 147 cheques rebotados fueron pagadas por Bonafini y las Madres, a diferencia de los montos rechazados ya que sólo 111 cheques fueron abonados, mientras que 36 ($484.054,99) siguen impagos.

La activa militancia que Bonafini pregonó a favor de la gestión Néstor Kirchner, antes, y que protagoniza a favor de Cristina Fernández, ahora, ha despertado las suspicacias de quienes ven detrás de todo esto una extraña operación financiera. Hebe y las Madres recibieron de la Secretaría General de la Presidencia $1.410.000 pesos el año pasado, según consta en el Presupuesto.

Perfil.com intentó comunicarse en reiteradas oportunidades con Felisa Miceli, la encargada de manejar las finanzas de las Madres desde noviembre del año pasado. Miceli asumió el cargo cuatro meses después de su polémica salida del Gobierno por el escándalo de la bolsa con dinero en su baño. La ex funcionaria no respondió la decena de llamados de este medio.

Miceli es la indicada para hablar del tema. No sólo porque busca ordenar las cuentas de la Fundacion presidida por Bonafini, sino también porque fue la ministra de Economía que avaló el pago del $1.410.000 como aporte no reintegrable en el presupuesto 2007. Según reveló la revista Noticias, en la Fundación de las Madres hay una interna abierta entre Miceli y Sergio Schoklender por el manejo del dinero que reciben del Estado. "Schoklender es el que aprieta y el que maneja las cooperativas de viviendas, y Felisa es la que factura”, comentó a la revista una fuente que conoce de la pelea.

Mientras el Gobierno construye todos los días una doble moral sobre el pago de las deudas y lleva adelante operativos mediáticos contra los evasores, la chequera de Hebe está al rojo vivo y la ministra de Economía de las Madres no da la cara.