POLITICA

La operación para "santificar" a Zaffaroni, el "juez de la patria"

Una “Fiesta Popular” en su nombre, notas elogiosas de medios amigos y una posible candidatura internacional para el polémico magistrado.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

"Juez de la patria". Así llaman a Eugenio Raúl Zaffaroni los afiches que convocan a una "fiesta popular" para celebrar su paso por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El evento es organizado por la página de Facebook "Zaffaroni Juez de la Patria". En el apartado información, el perfil reza: "Raúl Zaffaroni como Juez de la Corte expresa el fin de la impunidad y el camino de profunda transformación de la justicia iniciado con su designación".

Resulta al menos curioso que para ellos Zaffaroni exprese "el fin de la impunidad" cuando fue uno de los pocos jueces del máximo tribunal con una causa abierta, por los departamentos de su propiedad que eran usados como prostíbulos, tal como reveló Perfil.com en julio de 2011. En rigor, el investigado fue su apoderado, Ricardo Montivero, que se declaró culpable de violar el artículo 17 de la Ley de Profilaxis 12.331 y su única condena fue pagar una multa de 12.500 pesos. Tal vez esa suma no entre en la definición de "impunidad".

El penalista nunca sufrió consecuencias políticas ni penales por esa investigación, y renunció a la Corte porque el 7 de enero cumplirá 75 años, la edad máxima establecida por la Constitución Nacional. Es tentador pensar qué habría ocurrido con el caso en otro país: en octubre, Seamus McAffery renunció al máximo tribunal estatal de Pennsylvania, Estados Unidos, después de que se revelaran 234 mails de contenido sexual que había enviado el magistrado. Más cerca, en Paraguay, el juez Víctor Núñez dimitió luego de ser acusado de poseer vínculos con el narcotráfico. Pero lo más lógico sería plantearse qué habría ocurrido si Zaffaroni no hubiese sido postulado por Néstor Kirchner, ni tenido la costumbre de fallar a favor de los deseos de la Casa Rosada. ¿Habría progresado un eventual juicio político si los departamentos hubiesen sido propiedad del "duhaldista" Juan Carlos Maqueda? ¿Y si fueran de Carlos Fayt, a quien el oficialismo le reprocha permanentemente no haber renunciado por su avanzada edad?

Por supuesto, no se menciona el caso de los departamentos en ninguna parte de "Zaffaroni juez de la patria". Tampoco aparece en ningún apartado del muy completo especial interactivo del portal de noticias judiciales Infojus. El sitio, que nació para competir en noticias de los tribunales contra el Centro de Información Judicial, recopila fotos, biografía, fallos, condecoraciones y hasta una trivia con preguntas sobre el magistrado. Pero de la denuncia, ni noticias. El especial multimedia está firmado, entre otros, por Cristian Alarcón, director del portal. Infojus Noticias depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Hasta el domicilio de la redacción es el mismo: Sarmiento 329. El homenaje a Zaffaroni podría parecer excesivo si se considera que Infojus Noticias apenas publicó media decena de notas por el fallecimiento de la jueza de la Corte Carmen Argibay, la "jueza de los hoyuelos en la sonrisa", en mayo. El 12 de octubre, cuando murió su colega Enrique Petracchi sólo publicaron una. Se ve que no sonreía...

Todo conduce a San Martín. La "Fiesta Popular" en homenaje al juez será el lunes 15 de diciembre a partir de las 18 en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), en el partido bonaerense homónimo. Perfil.com se comunicó con la institución para conocer los detalles del evento: desde la Rectoría aclararon que ellos "sólo cedían el espacio" a los organizadores que, según ellos, son los colaboradores y asesores de Zaffaroni. En el despacho del magistrado no atendieron los llamados. ¿Quién organiza el evento? No se sabe. ¿Por qué se hace en San Martín y no en la Facultad de Derecho de la UBA, de donde Zaffaroni es egresado y docente? En el anuncio del sitio web de UNSAM, afirman: "Para más información sobre la trayectoria de Zaffaroni, consultá el especial diseñado por Infojus Noticias".

La Universidad creó en 2012 la Revista Anfibia, una publicación digital de crónicas y ensayos. Su director periodístico: Cristian Alarcón. La primera nota que publicaron: "El Supremo Anfibio", una crónica sobre Eugenio Raúl Zaffaroni. Para ser justos, el artículo menciona, casi sobre el final, el tema de los departamentos: "Sí, es cierto que había una puta en el departamento, pero no porque yo estuviera alquilando el departamento para eso”, dice el juez en la nota. No hubo más preguntas al respecto.

Semejante operación de lavado de imagen, casi de santificación, sería entendible si Zaffaroni fuera a presentarse como candidato en las elecciones de 2015, como se rumoreó. No sería totalmente ilógico: fue uno de los convencionales constituyentes del Frente Grande en 1994 y diputado nacional por el Frepaso entre 1997 y 2000. Y son varios los exfrepasistas que pasaron por el gabinete kirchnerista. Para eso, primero, debería cambiar ciertas actitudes, como la defensa de Amado Boudou: el año pasado se sacó una foto con el vicepresidente, ahora enviado a juicio oral, y tiene vínculos con su abogado, Jacobo Isaac Grossman. Pero él mismo desmintió una eventual candidatura política: “Es rotundamente falso. Ya me han hecho candidato a todo y no hay nada absolutamente de eso”, sentenció en octubre, al anunciar que volvería a la docencia.

Tal vez el Frente Para la Victoria promueva al juez a un tribunal internacional: hubo gestiones para postularlo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. De hecho, ya estuvo haciendo campaña: viajó con la comitiva argentina a la Feria del Libro de Guadalajara, donde participó de una conferencia sobre narcotráfico. Además, junto a Estela de Carlotto, visitó a las madres de FUNDEJ, la asociación de familiares de desaparecidos en Jalisco. El encuentro fue cubierto, una vez más, en una crónica de Revista Anfibia. El destino del "juez de la patria" parece ser internacional. Lejos de la patria y, de ser posible, del viejo escándalo de las prostitutas en sus propiedades.

(*) Editor de Perfil.com. El autor publicó la investigación original del departamento de Zaffaroni.



Facundo Falduto