POLITICA


La oposición critica que Boudou represente al gobierno en Tucumán

Para el GEN "es una humillación". Desde el PRO lo calificaron como "una vergüenza para el país" y para la UCR es "un agravio".

Boudou, en la mira de la oposición.
Boudou, en la mira de la oposición.
Foto:DYN
El vicepresidente Amado Boudou estará el miércoles en Tucumán para los actos por el Día de la Independencia de Argentina. Y la oposición estalló de bronca, ya que los medios del mundo posan la vista sobre el funcionario procesado.

El diputado nacional por el GEN-Frente Amplio UNEN Omar Duclós consideró hoy una "humillación y provocación al pueblo argentino" la presencia del vice. Además, el opositor criticó el "silencio" de la presidenta Cristina Fernández  de Kirchner respecto al procesamiento de Boudou en la causa Ciccone y rechazó su decisión de enviar al funcionario al acto en San Miguel de Tucumán.

"Sepa, Señora Presidenta, que si se consuma lo anunciado, su decisión de enviar a Boudou a San Miguel de Tucumán a presidir el acto, significará una humillación y provocación al pueblo argentino y una ofensa a los héroes que lucharon por nuestra independencia", enfatizó.

El diputado nacional por Unión PRO Pablo Tonelli calificó como "una vergüenza para el país" que encabece el acto. "Está procesado en una causa penal, tiene un llamado a indagatoria y está acusado de gravísimos delitos de corrupción". Para el diputado macrista, el funcionario nacional "debería manejarse con recato y evitar su exposición pública", por lo menos "hasta que todo quede aclarado".

En este sentido, señaló que es "una ofensa" para la Argentina que "uno de los días más importantes de nuestras fechas paritarias lo encabece alguien tan severamente cuestionado y sospechado de haber incurrido en intentos de corrupción".

Por su parte, el titular de la UCR, Ernesto Sanz, calificó como "un agravio" que sea Boudou el elegido, en tanto que el diputado nacional por la UCR Miguel Bazze consideró que "el propio vicepresidente debería tener algo de dignidad personal y no presentarse en público".

Por último, el diputado nacional por el Frente Renovador Felipe Solá señaló que "ahora el costo político" por el procesamiento del vicepresidente en la causa Ciccone "es 100 por ciento de la presidenta.

Solá consideró que habrá un "antes del 9 de Julio y un después" porque, explicó, "antes no querían (en el Gobierno) que (Boudou) apareciera en público, no querían que renunciara o que pidiera licencia, y ahora quieren que aparezca en público y no les importa ya irritar a todo el mundo".

Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Amado Boudou
  • Ciccone
  • Felipe Solá
  • Ernesto Sanz
  • Cristina Kirchner
  • Tucumán