POLITICA REPERCUSIONES DEL PROCESAMIENTO

La oposición salió a pedir la renuncia del vicepresidente

Además solicitaron que avancen los procesos de juicio político en el Congreso. Renovadores, PRO, peronistas y socialistas, muy críticos.

Foto:Cedoc

Dirigentes opositores coincidieron ayer en pedir la renuncia del vicepresidente Amado Boudou luego de conocerse el procesamiento por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles en la causa de la ex Ciccone. Además insistieron con que avancen los procesos de juicio político en el Congreso de la Nación.

Desde el radicalismo, el diputado nacional Julio Cobos pidió el “distanciamiento” del vicepresidente Amado Boudou del gobierno nacional y advirtió que si esa decisión no la toma la Casa Rosada acompañará “un pedido de juicio político” que se haga desde su partido en el Congreso.

En este mismo sentido, el diputado Ricardo Alfonsín sostuvo que Boudou “debería, por lo menos, pedir licencia. Si no lo hace, espero que la Presidenta o el jefe de Gabinete o alguien en el oficialismo, se lo exija”. También el titular del radicalismo, Ernesto Sanz, reclamó que el funcionario “dé un paso al costado”.

Desde el Frente Renovador, Sergio Massa, sostuvo que instruyó a sus legisladores para que puedan avanzar en el juicio político. “No debe ser sólo el trabajo del Poder Judicial, el Congreso también debe determinar el grado de responsabilidad. La decisión de Lijo se veía venir, no me sorprende”, remarcó el tigrense.

De su bloque, también el diputado Adrián Pérez pidió el juicio político y el presidente del bloque, Darío Giustozzi, aprovechó para señalar a otros dirigentes. “Scioli, Boudou, La Cámpora, son parte de lo mismo. Scioli y La Cámpora hicieron campaña por él, que no se hagan los distraídos.

También hay que decirlo, desde el PRO, al igual que el oficialismo, se hacen los distraídos porque Macri tiene un procesamiento en una causa por escuchas ilegales”, sostuvo el intendente de Almirante Brown en uso de licencia.

A pesar de las acusaciones de Giustozzi de hacerse los distraídos, la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, pidió “avanzar en un juicio político” contra el vicepresidente. “El camino de la Justicia es comprobar los elementos de prueba para su juzgamiento, una vez comprobado esto se debe avanzar en un juicio político y que el vicepresidente se someta a la acción del Congreso”, señaló la funcionaria macrista.

En tanto, la senadora nacional del PRO Gabriela Michetti ratificó el pedido de su espacio para iniciar un “juicio político” contra Boudou y consideró que, tras el procesamiento del vicepresidente, “es muy probable que el resto de los partidos opositores” quieran avanzar en este procedimiento.

El jefe del socialismo y diputado nacional, Hermes Binner, también se refirió al procesamiento de Boudou y opinó que “cuando la Justicia actúa la impunidad se repliega”. Desde el Frente Amplio UNEN, el ex titular del Banco Central, Alfonso Prat Gay, afirmó que la presidenta Cristina Fernández “tiene que empezar a hacerse cargo del problema. Hasta ahora no ha dicho nada y es muy difícil pensar que Boudou hizo lo que el juez le acusa de haber hecho sin un paraguas político detrás”, advirtió.

Quien demostró “alegría” por la novedad judicial fue el jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, quien manifestó: “para mí y para todos los argentinos hoy es un día maravilloso. Se ha alumbrado la luz de lo que todos decimos permanentemente ‘habrá Justicia’ y creo que hoy ha empezado a funcionar la Justicia en la Argentina”.

El ex presidente, Eduardo Duhalde no se quiso quedar afuera del grupo de dirigentes que reclamaron la renuncia y también pidió su apartamiento. “Debería dar un paso al costado”, dijo el hombre de Lomas de Zamora y recordó que tiempo atrás ya había calificado de “sinvergüenza y caradura” a Boudou.



Rosario Ayerdi