POLITICA AUSENCIAS Y REBELDIAS EN LA NUEVA OPOSICION

La orden de Cristina Kirchner dividió a legisladores y gobernadores del PJ

PERFIL COMPLETO

Foto:Pablo Cuarterolo
Un grupo de gobernadores, diputados y senadores peronistas desobedecieron los deseos de Cristina Kirchner y participaron de la jura de Mauricio Macri en el Congreso. Sin embargo, la rebelión no fue masiva y nadie se atreve a pronosticar una ruptura entre los gobernadores del Partido Justicialista (PJ), que mandan a muchos de los legisladores, y el kirchnerismo duro, conducido por la presidenta saliente. Esto no necesariamente significa que CFK tenga el poder absoluto en los bloques de Senadores y Diputados, pero conserva su cuota.
Ayer, al recinto bajaron 14 senadores y 13 diputados. La división fue más fuerte en el bloque de la Cámara alta, puesto que en total el Frente para la Victoria tiene 42 senadores. Anticipando la diferencia de posturas, el presidente del bloque, Miguel Pichetto, había dado “libertad de acción”. En la Cámara baja, la tropa está integrada por 98 propios más 14 aliados.
En Diputados el bloque mostró mayor solidez. Algunos dicen que el fallo de María Servini de Cubría, que delimitó el mandato de Cristina Kirchner, los unió. Leyeron la resolución como una intromisión del Poder Judicial sobre el poder político. Otros, que a ningún gobernador le sirve la ruptura porque, como dice el refrán, “la unión hace la fuerza”.
Pero el estilo beligerante que sí anticipan los legisladores más ultrakirchneristas, sobre todo los de La Cámpora, no es compartido por los peronistas tradicionales. Los diputados que ayer participaron de la jura responden, entre otros, al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que quiere posicionarse como una de las nuevas caras del peronismo. Al ex gobernador y actual senador Gerardo Zamora, cuya esposa es gobernadora de Santiago del Estero; al ex gobernador de Jujuy Eduardo Fellner; y al ex gobernador de Tucumán y actual senador José Alperovich. También había legisladores alineados con Daniel Scioli, el candidato de CFK que se quiere reposicionar en el PJ y dio el presente, y con el senador Omar Perotti, que también bajó al recinto. Un dato llamativo es que de la jura participó la senadora María Laura Leguizamón, amiga personal de Cristina.
La rebelión fue atribuida tanto en el Senado como en Diputados a la necesidad de los gobernadores de hacer equilibrio con la gestión de Macri. “Necesitan fondos”, justificaron. Estuvieron presentes los mandatarios Juan Manzur (Tucumán) y Gildo Insfrán (Formosa), ex K. Los senadores K creen que, con “flexibilidad”, lograrán mantener el bloque unido. En Diputados, el pronóstico es similar. Pero ya no se aceptarán órdenes sin negociación previa.

Mariano Confalonieri