POLITICA

La Presidenta vuelve esta semana con una agenda light

Permanece en reposo en Olivos, aunque da órdenes por teléfono y convoca a algunos ministros. Sus primeros encargos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Si todo sale como se espera, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner debería finalizar su reposo el miércoles a más tardar. Estuvo internada una semana en el Sanatorio Otamendi y recibió el alta el domingo pasado. Le indicaron diez días de reposo. Extraoficialmente, un secretario de la Presidencia le dijo a PERFIL que volvería con una agenda liviana. Esa es la recomendación. Pero con la jefa de Estado nunca se sabe, porque no puede contra su hiperactividad. Ayer, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que en la semana se sabrá cuándo retomará su agenda y que se conocerá cuál será su próximo acto. Y reconoció que, pese a estar en reposo, trabaja diaramente.

Tres días después de recibir el alta por una sigmoiditis (inflamación en el colon) y una bacteremia (una bacteria que se le pasó al torrente sanguíneo) empezó a usar la red social Twitter para anunciar que retiraba la postulación de Susana Ruiz Cerruti a la Corte Internacional de Justicia. Y más tarde, recibió en Olivos a los ministros Axel Kicillof y Héctor Timerman, que debían partir a Australia para la cumbre del G20.

Cristina le ordenó a Kicillof abordar en el G20 el tema de los fondos buitre y destacar que la economía mundial está estancada como consecuencia de la dificultad que tienen muchos países para reestructurar sus deudas. La Presidenta dio esas indicaciones mientras crecen los rumores de que en enero, cuando esté vencida la cláusula que impide ofrecer mejores ofertas a los buitres que a los bonistas del canje, habrá un arreglo con los holdouts.

Cuentan que también estuvo con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y que impartió, por teléfono, órdenes al resto de sus ministros. La información oficial sobre su estado de salud es hermética.

Cristina tiene que evitar los desplazamientos y seguir una dieta, que según confió un médico a este diario, tiene por objetivo evitar la constipación y de esa manera impedir que se le siga inflamando la zona intestinal, donde tiene divertículos. Estuvo acompañada, durante estos días, por sus hijos Máximo y Florencia; por su madre, Ofelia Wilhelm; y por su hermana Giselle, que suele meterse en las indicaciones que le da la Unidad Médica Presidencial (UMP). Giselle también es doctora. Ayer volvió a utilizar las redes sociales, remarcando la cumbre del G20.



Mariano Confalonieri