POLITICA CONFERENCIA

Macri sobre el 5 que le puso el padre: "Viniendo de él es como un 10"

Tras la reunión de Gabinete, el Presidente ofreció la primera conferencia de prensa del año. Habló de inseguridad, Donald Trump y Panamá Papers, entre otros temas.

Mauricio Macri, por Pablo Temes
Mauricio Macri, por Pablo Temes Foto:Cedoc

El presidente Mauricio Macri ofreció la primera conferencia de prensa de este año tras una reunión de Gabinete a la que no asistieron varios de sus ministros por el viaje a Davos para asistir al Foro Económico Mundial. El jefe de Estado habló de las inundaciones que asolan la provincia de Santa Fe, la inseguridad, los inmigrantes, la bajada de la edad de imputabilidad, la denuncia contra el titular de la AFI Gustavo Arribas, los Panamá Papers, el caso Nisman, Joe Lewis, las proyecciones económicas, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y la nota que le puso su padre. 

En una conferencia más extensa de lo habitual dado que se trató de la primera de 2017, el Presidente arrancó su discurso refiriéndose a las inundaciones que tienen lugar en la provincia de Santa Fe y que ya afectaron a parte del norte de Buenos Aires sobre las que expresó "preocupación y acompañamiento a las víctimas" y advirtió que "el cambio climático nos está pasando facturas" y que deben hacerse obras de infraestructura.

"Hay que asistir, estar cerca, encontrar paliativos. Y luego con tiempo hay que invertir en infraestructura. Este cambio en los regímenes de lluvia vino para quedarse. Hay que hacer las obras necesarias", sostuvo el mandatario. 

Sobre la inseguridad, Macri aseveró: "Este año tiene que empezar a notarse el esfuerzo que hemos hecho para reorganizar las fuerzas de seguridad y tomar el control de las fronteras, protegernos del avance del narcotráfico". En ese sentido dijo que la tarea del Ejecutivo es conseguir "recuperar la tranquilidad en nuestras casas".

Consultado por la detención de Milagro Sala a un año de su arresto, desvió la responsabilidad al asegurar que a la dirigente social la está juzgando un "Poder Judicial independiente" que considera que "ha cometido una incontable cantidad de delitos". Macri también justificó la causa que la AFIP le inició a la líder de la organización Tupac Amaru, al afirmar que en la Argentina "todos los ciudadanos tienen que pagar impuestos". "La AFIP, como lo hace con cualquier ciudadano, le inició una causa. Acá no hay amigos del poder ni privilegiados", advirtió el primer mandatario.

El jefe de Estado resaltó la elaboración de un Código Penal Juvenil:"Hay un debate que se viene con el nuevo Código Penal y el Código Penal Juvenil, que va a ser muy interesante. Merecemos debatirlo porque nuestra tarea es darle tranquilidad a los argentinos, cuidar a la familia argentina. Y hoy, lamentablemente, por negación, por incapacidad o por negligencia, la Argentina se transformó en un país atractivo para el crimen". Sobre la cuestión alertó además que "negarse a discutir cuáles pueden ser las mejores soluciones para empezar a resolver este problema sería un enorme error". 

Sobre la calificación de 5 puntos que le puso su padre Franco a su primer año de gestión en la Casa Rosada, manifestó: "Teniendo en cuenta lo severo que es conmigo, un 5 es como un 10 tuyo".

En referencia a la situación económica en el país expresó: "En la Argentina está creciendo el empleo y esto es coherente con que hemos empezado a crecer", a la vez que sostuvo que "sigue vigente" el acuerdo entre la CGT, el gobierno y las cámaras empresarias para evitar la pérdida de puestos de trabajo. Si bien admitió que "puede haber una empresa con problemas, que cierra" aseguró que "hay muchas más están abriendo" y afirmó que el gobierno va a "ayudar para que no cierren" y evitar la pérdida de puestos de empleo. 

A diferencia del caso Salas, Macri salió en defensa del titular de la Agencia Federal de Inteligencia Gustavo Arribas y calificó como "un cuento" la situación, al sostener que, en la "transación por la venta de un departamento, quien compró usó un cambista de muchos clientes, incluido Odebrecht".

En esa línea, el primer mandatario estimó que al regreso de sus vacaciones en el extranjero, el día 23, el número uno de la AFI demostrará que el dinero que fue acreditado en una cuenta suya en Suiza respondió a una transacción inmobiliaria y que no tenía nada que ver "con el soterramiento del Sarmiento". "Es un cuento. Arribas traerá sus papeles porque él vendió un departamento y no entiendo dónde está el tema", enfatizó.

Asimismo, defendió la promovida reforma de control migratorio, al advertir que "no" permitirá que "el crimen siga eligiendo a la Argentina para venir a delinquir""Necesitamos articular con los demás países para saber quién es quién y no actuar después de que sucedió. Lo primero que tenemos que lograr es actuar preventivamente. En esa relación con otros países, poder decir: 'Señor, acá me informan que usted tiene estos antecedentes penales y, bueno, acá no es bienvenido'", argumentó.

Y agregó: "Yo soy hijo de inmigrantes y necesitamos seguir recibiendo gente que quiera construir esa Argentina que soñamos. Pero también por falta de acción no podemos permitir que el crimen siga eligiendo a la Argentina como un lugar para venir a delinquir". Además, recordó el caso del homicidio del chico de 14 años en Flores, Brian, del cual dijo: "dejó con un sabor amargo a todos"

También dedicó unos minutos a realizar una encendida defensa a Joe Lewis, el empresario inglés que posee campos en la Patagonia, a quien reconoció que lo conoce "de años" y es amigo. Respecto de las quejas de los vecinos que denuncian no poder transitar libremente por Lago Escondido,  de su propiedad, Macri indicó: "Él compró a dueños privados un campo, lo desarrolló, da trabajo a un montón de gente", destacó el Presidente, por lo que declaró que "no" entiende "la sistemática búsqueda para agredirlo". 

Macri ratificó que "el Estado no va a participar más" en las transmisiones de los partidos de fútbol, y le reclamó a la AFA y a los clubes que "dejen la oscuridad y se transformen en organizaciones transparentes". "El fútbol está en una crisis terminal, peor que en la que recibimos el país. Sus dirigentes en vez de encarar el tema siguen tratando de encontrar un atajo, un parche, y no toman el tema con seriedad", se quejó.

Por ello adelantó que "el Estado no va a participar más del Fútbol para todos. Hace seis meses que lo tienen claro y espero que tengan previsto cómo van a hacer a partir de febrero", al tiempo que remarcó que los clubes "tienen que pagar impuestos" porque "no hay excepciones para nadie". 

Al ser preguntado por el caso Panamá Papers renovó sus reclamos para que la Justicia no demore más en expedirse sobre la causa abierta en su contra y pidió que el expediente "no se siga derivando a otras cosas que no tienen que ver" con sus "declaraciones juradas". "La Cancillería colaboró en todo lo que tenía que colaborar, yo colaboré. Me encantaría que en un momento dado el juez diga que todas las denuncias que me hicieron son mentiras, que no era accionista (de una empresa offshore), que no cobré dinero", resaltó.

E insistió en asegurar que de esa empresa radicada en el extranjero "fui director cuatro meses, por lo cual yo no tenía por qué haber declarado, en mi declaración jurada como jefe de Gobierno, que yo tenía esa sociedad". 

Finalmente, minimizó la evaluación realizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), según la cual la Argentina crecerá menos de lo previsto en el corto plazo. "Son proyecciones que se hacen. Lo importante es volver a crecer, y el desafío es crecer 20 años seguidos", relativizó el mandatario el informe difundido en la fecha, del organismo de crédito que conduce Christine Lagarde.