POLITICA


La respuesta del Gobierno a los huelguistas: "Todo no se puede"

Frente al pedido de un bono de fin de año para compensar la inflación o una modificación al régimen de ganancias, Capitanich pidió “comprensión”. 

Jorge Capitanich y Axel Kicillof
Jorge Capitanich y Axel Kicillof
Foto:CeDoc

El paro nacional de tres horas convocado por los gremios del transporte terrestre, aéreo y marítimo se cumplió hoy con fuerte impacto, sin servicios de colectivos, trenes, subtes ni vuelos comerciales en Capital Federal y Gran Buenos Aires, donde las personas viajaron en taxis y vehículos particulares a sus lugares de trabajo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Pese a la alta adhesión a la huelga, el Gobierno se limitó a apelar "a la comprensión" de los trabajadores, quienes reclamaron un bono de fin de año y la modificación del Impuesto a las Ganancias.

Frente a la medida de fuerza, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reclamó a los empleados del transporte "ser solidarios con el conjunto del pueblo argentino", por evaluar que "los principales perjudicados" por el paro eran "los trabajadores".

Poco antes de partir en un vuelo privado hacia Brasil junto al ministro de Economía, Axel Kicillof, Capitanich dijo que, "para mejorar la infraestructura" y "las condiciones de transporte, es necesario tener recursos", como los que se obtienen a través del Impuesto a las Ganancias, por lo que "el Gobierno apela a la comprensión de todos" porque "todo no se puede".

En tanto el gremio de Camioneros, que conduce el jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, anunció que antes de fin de año se realizará "un plan" de lucha "que contempla un paro de 24 o 48 horas" y no descartó la adhesión de otros gremios a la huelga. 

La medida de fuerza paralizó por completo la circulación de colectivos de corta, media y larga distancia, y de los trenes que conectan a las Capital con el Conurbano bonaerense, por lo que se impidió que la mayoría de las personas puedan trasladarse a sus puestos de trabajo, entre las 4 y las 7.

Los subterráneos tampoco funcionaron durante las asambleas y hasta se registraron algunos episodios de tensión cuando los pasajeros de la línea C manifestaron su enojo porque el servicio recién se comenzó a normalizar alrededor de las 10.

Asimismo se vio afectada la circulación de transporte de carga así como la actividad marítimo-portuaria.

Por la medida sindical también se registraron demoras y cancelaciones en los vuelos del Aeroparque Metropolitano "Jorge Newbery" y en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini".

El titular de la Unión General de Asociación de Trabajadores del Transporte (UGATT), Omar Maturano, estimó en un "cien por ciento de adhesión" a la medida de fuerza, "con asambleas en los lugares de trabajo".

La circulación del tren Sarmiento, que une las terminales de Once y Moreno, se pudo normalizar recién "después del mediodía", según indicó el delegado por la Unión Ferroviaria Edgardo Reynoso.
El sindicalista recordó que la medida de fuerza estaba anunciada por tres horas, pero argumentó que los empleados participaron en asambleas en distintos lugares y, tras las deliberaciones, debían dirigirse a sus puestos de trabajo para poner en marcha luego las formaciones.

En el tren Roca se produjo otra situación porque la primera formación salió de Constitución a las 7:35.

 

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Jorge Capitanich
  • Axel Kicillof
  • Paro de Transporte