POLITICA #PERFILELECTORAL

La respuesta del PRO a la acusación de CFK de "persecución política"

El diputado Pablo Tonelli aseguró que son un "disparate" y un "despropósito" los dichos de la ex presidenta.

Pablo Tonelli, contra Cristina Kirchner.
Pablo Tonelli, contra Cristina Kirchner. Foto:DyN

El diputado del PRO Pablo Tonelli aseguró que es un "disparate" y un "despropósito" la acusación que hizo la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre que sufre una persecución política por parte del gobierno. Además, el legislador rechazó la supuesta "falta de garantías electorales" que denunció ayer la ex mandataria.

"Es un disparate, no tiene ningún asidero ni fundamento. A diferencia de lo que hacía ella en su gobierno, nosotros somos absolutamente respetuosos de la independencia de la Justicia, de la autonomía, no presionamos a la Justicia, no le damos directivas a los jueces. Simplemente dejamos que actúen, con lo cual, no tenemos ninguna posibilidad, ni aunque quisiéramos, de hacer lo que ella sostiene", aseveró. 

En declaraciones a radio Milenium, el legislador agregó que lo que dijo la candidata a senadora de Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires "es un despropósito que solamente se puede entender respecto de una persona que tiene muchos problemas con la Justicia".

"No porque el gobierno la persiga sino porque durante su gobierno cometió muchísimos errores e incurrió en actitudes reñidas con las leyes. Esa es la explicación de lo que a ella le pasa, no que el gobierno la persigue", sentenció.

Ayer, durante una conferencia de prensa, Cristina Fernández de Kirchner afirmó que encabeza una "lista negra" del gobierno de Mauricio Macri con "más de 500 personas". Además, la candidata a senadora alertó sobre un "deterioro institucional" y de "las garantías electorales" en la Argentina que tiene como objetivo "una concentración de poder inédita y peligrosa".

Al respecto, Tonelli también calificó como "un disparate" esos dichos, recordó que el gobierno el año pasado quiso implementar una reforma electoral, "pero quedó trabada en el Senado porque los senadores del Frente para la Victoria no quisieron votarla", por lo que indicó que esas acusaciones tienen otro trasfondo: "Me parece que están buscando excusas para justificar lo que tal vez los espera el 22 de octubre, posiblemente una derrota electoral", sostuvo.