POLITICA NEXOS OCULTOS

La ruta del dinero del caso Ciccone y medios de Cristóbal López

PERFIL COMPLETO

Mientras la Justicia avanza con la investigación sobre la ruta de los empresarios que hicieron los aportes millonarios iniciales para fondear The Old Fund, la empresa que compró la ex Ciccone, aparecen nuevas vinculaciones entre dos de ellos y los medios que integran las señales oficialistas de radio y TV de Cristóbal López.

Se trata de los dos más importantes, Raúl Pedro Moneta y Jorge Brito. El primero, a través de una empresa radicada en Panamá, Mayer Business Corp, posee el 14,7% del grupo dueño de la señal de cable C5N y las radios 10, POP, La Mega, Vale y TKM.

Mayer, precisamente, habría sido una de las compañías que –según explicó el auto de procesamiento que redactó el juez Ariel Lijo– pusieron los fondos para la compra de la ex Ciccone, hoy estatizada.

El otro empresario mencionado como posible aportante de los fondos que hicieron posible que la ex Ciccone quedara en manos de The Old Fund es el titular del Banco Macro, Jorge Brito.
Los propios directivos del Grupo Indalo, que controla el conjunto de medios de López, reconocen que Brito es uno de los dueños de una parte minoritaria de sus señales. Aseguran que entre Cristóbal y Jorge hay trato regular, y que incluso hubo negociaciones hace poco para que el zar del juego comprara la parte de Brito, tema que no terminó de cerrarse.
El grupo de medios de Cristóbal es controlado por Votionis SA. El 48% le pertenece a South Media Investments (70% de López y 30% de su mano derecha, Fabián de Sousa).

Según los registros oficiales de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), el 17,5% de Votionis SA es propiedad de EMTI SA, una empresa que al menos cuatro importantes empresarios vincularon con naturalidad con el banquero Jorge Brito. Aunque reconocieron también que no es el dueño en los papeles.

De hecho, EMTI SA tiene domicilio fiscal en una dirección donde funciona un estudio de abogados. Varios de sus letrados integraron la comisión fiscalizadora de Sud Inversiones y Análisis SA, fideicomiso de Jorge Brito rebautizado como Macro Fiducia, según los registros oficiales de la Comisión Nacional de Valores. PERFIL consultó repetidas veces a los colaboradores de Brito sin lograr una respuesta que confirmara o negara sus inversiones en los medios. La Cámara Federal –en una de sus últimas resoluciones– le pidió al juez Ariel Lijo que profundice su investigación en cuanto a la ruta del dinero que ayudó a levantar la quiebra de la ex Ciccone. En ese trámite, además de Mayer, de Moneta, habrían colaborado dos empresas vinculadas al Banco Macro, de Brito.



Lucas Morando