POLITICA


La teoría de Mario Cafiero sobre la muerte de Nisman

El exdiputado presentó junto al investigador Llorens un informe en el que asegura que el fiscal usó las dos manos para sostener el arma.

La teoría de Cafiero provocó críticas en las redes sociales.
La teoría de Cafiero provocó críticas en las redes sociales.
Foto:DyN / Mario Cafiero

El exdiputado nacional Mario Cafiero, con la asistencia del investigador Francisco Javier Llorens, presentó el jueves ante Viviana Fein un informe en el que sostienen que el fallecido fiscal Alberto Nisman se suicidó de un disparo que accionó al sostener la pistola con ambas manos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En el reporte cuya introducción es "Aporta elementos que entiende concluyentes en relación a los móviles y modo del suicido del fiscal Alberto Nisman", Cafiero asegura que el extitular de la UFI-AMIA se quitó la vida "empuñando el arma con las dos manos".

"Para ello", comienza la presentación judicial, "adjunto a la presente una investigación elaborada por Francisco Javier LLorens plasmada en el informe ‘La verdad del caso Nisman’. En este informe se analiza en primer lugar el contexto político que rodea el caso, que resulta de imprescindible abordaje para tratar de dilucidar las causas mediatas o contexto político de la muerte de Nisman. Y luego se aborda las circunstancias propias de la muerte de Nisman, que a la luz de informes y fotografías que han sido hechos publicos, queda fundamentado cabalmente que se trató de un suicidio", consigna el texto.

Cafiero sostiene en su escrito que "la denuncia del fiscal Nisman por encubrimiento al gobierno nacional y su dictamen para llevar el caso AMIA ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (encontrados en la caja de seguridad de la fiscalía) deben analizarse como parte de la ofensiva diplomática israelí contra el acuerdo nuclear, que necesitaba que estallara un escándalo internacional para bloquear el acuerdo. A nuestro entender esta relación entre lo que sucedía localmente e internacionalmente debe profundizarse con investigaciones que apunten a develar que tipo de vinculaciones mantenía Nisman con terceros Estados".

Y describieron en una suerte de análisis psicológico como modo de justificación del presunto suicidio: "Con este juego delicado, peligroso y traumático para la psiquis de cualquier persona, lidiaba Nisman. Un juego donde los errores de cálculo y las traiciones pueden ser fatales".

Según consignó la agencia de noticias NA que tuvo acceso al informe, “apuntaló (su informe) con una foto trucada donde se ve a Nisman que sostiene la pistola calibre 22 con las dos manos y la apoya en la cabeza”.

Si bien no dio fundamento teórico a sus dichos, Cafiero aseguró que "la respuesta a los interrogantes planteados por los peritos de la querellante (Sandra) Arroyo Salgado, lo da la forma en que Nisman apoyó la pistola en su cabeza: tomándola con las dos manos", sostuvo en el informe que presentó el exlegislador.

Además, señaló que "esta reconstrucción simple del hecho da por tierra otras interpretaciones que caían hasta en absurdas situaciones, de que habría existido un suicidio asistido".

La presentación de Cafiero concluye: "El informe de Llorens adelanta una explicación a algunas cuestiones claves que no han tenido respuesta: la forma en que quedaron los brazos tendidos del cuerpo de Nisman, la ausencia de rastros de pólvora, y las curiosas manchas de sangre que había en sus dos manos. La respuesta a todos estos interrogantes planteados por los peritos de la querellante Arroyo Salgado, lo da la forma en que Nisman apoyó la pistola en su cabeza: tomándola con las dos manos. Esta reconstrucción simple del hecho, que se encuentra ampliada en el informe de Llorens, donde también se ponen de manifiesto las incongruencias incurridas en el informe de la querella, da por tierra otras interpretaciones que caían hasta en absurdas situaciones, de que habría existido un suicidio asistido".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Mario Cafiero
  • teoría del suicidio
  • Caso Nisman
  • fiscal Alberto Nisman
  • cómo murió Nisman
  • pericia psicológica
  • manchas de sangre