POLITICA


La trágica historia de "la guerrillerita"

Tenía 15 años cuando fue secuestrada, torturada y violada por la dictadura militar en Salta. Su desgarrador relato y la causa que recién llegó a la Justicia.

El juicio oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar en Salta, en el marco de la
El juicio oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar en Salta, en el marco de la "Causa Metán".
Foto:Télam

Una de las víctimas de la dictadura, apodada “la guerrillerita”, contó el calvario por el que pasó cuando a los 15 años fue secuestrada, por efectivos de la Policía salteña quienes la violaron, torturaron y maltrataron. “Todos los días me corren, me despierto y me están corriendo. Ellos siempre están”, describió ERG, la mujer con identidad protegida según según publicó la Gaceta de Salta. Luego de 37 años esperando que se haga justicia, en marzo de este año se inició el juicio a cargo del Tribunal Oral Federal 1 de Salta.

En el juicio en el marco de la denominada "causa Metán", con 12 víctimas y seis imputados, se investigan delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar. De las víctimas solo sobrevivieron dos, una de las cuales es EMG, mientras que el resto se encuentran desaparecidos o fueron asesinados. Son todos hechos cometidos en jurisdicción de la localidad de Metán, situada a 145 kilómetros del sur de la capital salteña, durante los años de terrorismo de estado, y están contenidos en cuatro expedientes distintos.

El fiscal general, el subrogante Francisco Snopek, junto con Juan Manuel Sivila encargados de la causa señalaron como responsables al ex jefe de la Guarnición Salta del Ejército, Carlos Alberto Mulhall; al ex director de Tránsito de Metán y funcionario de Inteligencia del Ejército, Eduardo del Carmen del Valle; y al ex jefe de la Regional sur de la Policía provincial, Andrés del Valle Soraire, para los que pidieron cadena perpetua.

A medida que avanzó el juicio se pudo probar que la víctima, ERG fue detenida en diciembre del año 1976 cuando tenía 15 años y era estudiante de la secundaria en Buenos Aires. En el período vacacional viajó hasta Salta para visitar a su madre que residía en El Galpón y paró en la localidad de Metán para hacer combinación con un ómnibus cuando fue detenida por efectivos de la Policía a cargo del comisario Eduardo Zona, ya fallecido, sin orden judicial.

La acusaron de “guerrillera” y fue trasladada hasta la comisaría. Al revisar sus pertenencias, la policía declaró haber hallado material “subversivo”, así denominaron a poemas de Pablo Neruda y un libro con ensayos del “Che” Guevara. Luego de varios días retenida empezaron a referirse a ella como “la guerrillerita”.

Así, la víctima quedó retenida en la comisaría varios días hasta que los imputados Soraire y del Valle la trasladaron a Río Piedras, situado a pocos kilómetros de Metán, donde la sometieron a la primera tortura: la forzaron a reconocer un cadáver. “La obligaron a oler el cadáver, que tenía un avanzado estado de descomposición”, detalló el fiscal Sivila en la presentación de los alegatos, el martes pasado.

Debido a la imposibilidad de retenerla permanentemente en la comisaría de Metán, la reubicaron en reiteradas ocasiones a pensiones donde era custodiada por efectivos vestidos de civil, según detalla el expediente del caso al que tuvo acceso el portal salteño. La trasladaban a la noche a la comisaría para violarla y torturarla.

“Concretamente, las torturas aplicadas consistieron en golpes, cortes, amenazas reiteradas, sometimiento a condiciones inhumanas y degradantes para la víctima: tales como la falta de higiene personal, la privación de alimento y sueño, el sometimiento reiterado a humillaciones, en circunstancias en las que se la mantenía desnuda”, relató el fiscal Sivila preservando la identidad para evitar una revictimación.

La propia víctima habló de su experiencia y contó que en una ocasión la llevaron a una fiesta de policías donde "un número indeterminado de personas la violó y se burló de ella”, según el alegato que presentaron los fiscales. Entre las torturas a las que la sometieron, el abogado Sivila también detalló que “le introdujeron elementos en sus genitales”.

A raíz de las violaciones se quedó embarazada, y siguió siendo abusada durante el embarazo. La joven dio a luz el 25 de noviembre de 1977, y unos días después fue vendida a un hombre de 70 años, Fermín Chaile, quien la mantuvo cautiva hasta que falleció a inicios de la década de los ochenta, entre 1983 y 1984.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • causa Metán
  • “la guerrillerita”
  • dictadura en Salta
  • Salta