POLITICA A NUEVE MESES DE LA MUERTE DEL FISCAL

Lagomarsino aclaró su hipótesis sobre si Nisman "se pegó el tiro jugando"

Tras su paso por el programa de Mirtha Legrand, el técnico informático habló a solas con Perfil.com y explicó su comentario.

Foto:Cedoc

Luego de que las cámaras se apagaran, Diego Lagomarsino, el técnico informático que le prestó el arma a fiscal Alberto Nisman con la que se produjo la muerte, logró relajarse por completo. Por primera vez había aceptado responder el mismo en vivo y en directo a las preguntas de periodistas de diferentes medios en el programa de Mirtha Legrand.

Luego de sacarse fotos con la conductora del histórico ciclo y saludar con un abrazo a sus amigos que –tras cámaras habían ido a saludarlo– Lagomarsino dialogó a solas con Perfil.com sobre los puntos pendientes que no se tocaron al aire y algunas de las cuestiones que faltaban aclarar.

El exempleado de Alberto Nisman aprovechó para aclarar algo que no pudo hacer durante el programa: su comentario sobre la posibilidad de que el fiscal “se haya pegado el tiro jugando” en el baño.

En una entrevista al programa español “En portada” de TVE, Lagomarsino había indicado: “Todos hablan de tres hipótesis, pero yo agregué una cuarta: ¿qué pasa si se la pegó jugando?". “Eso fue mal interpretado, yo dije eso pero en realidad buscaba explicar que pudo haber pasado cualquier cosa, no tengo idea de lo que pasó”, confesó.

“No lo dije en ese contexto”, sostuvo el técnico y aprovechó para recriminarle al diario Clarín que “lo publicaron meses después”. “Pueden darme vuelta como una media que no tengo nada. Siento que no queda nada más para explicar porque no hay nada que explicar, no hay nada”, señaló luego.

Sobre su paso por el programa, el técnico, ya relajado, manifestó: “La verdad que me sentí muy cómodo, creo que estuvo bien como salió todo”. En parte, se contradice con su opinión durante el primer corte que tuvo el programa donde se lo escuchó decir a sus allegados: “Estuve a punto de querer irme”.

Bajo la atenta mirada de un gendarme que estuvo presente todo el programa –afuera de Endemol había un patrullero custodiando– Lagomarsino insistió con que “no hay más nada para decir”.

Podemos quedarnos charlando hasta las 4 de la mañana pero, no hay nada más que decir. Esto es todo, no hay nada más”, concluyó. Ahora cada uno determinará si le cree o no.

* De la redacción de PERFIL.COM | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)