POLITICA

Lambiris habría pagado el viaje de los Echegaray a Brasil

El empresario aduanero acusado de atacar a periodistas de TN vuelve al ojo de la tormenta. Amistad, pagos en dólares y un vuelo repleto. Video.

Foto:www.gob.mx/semar

Un informe dado a conocer por el noticiero "Telenoche" de Canal 13, aportó nuevos detalles sobre el viaje realizado por el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Ricardo Echegaray, y dos empresarios a quienes debería controlar.

En la investigación, afirman que el viaje de Buenos Aires a Rio de Janeiro empezó el 27 de diciembre a través del vuelo EK248 de la empresa Emirate Airways y que Echegaray "miente" al afirmar que el servicio fue contratado por su esposa, Karina Oviedo, el 4 de noviembre, con una reserva hotelera cotizada en pesos, dado que la reserva habría sido efectuada por Jorge "el uruguayo" Lambiris, y en la módica suma 80.480 dólares.

Los dieciséis integrantes de las tres familias estaban en la misma reserva del hotel Sofitel de Copacabana, uno de los más caros de Río de Janeiro: ocho habitaciones, entre las que se incluye una suite de lujo para Echegaray y su esposa. Incluso se exhibió un documento que comprueba que las tres familias contrataron el mismo servicio para ir del aeropuerto al hotel.

Si bien no se pudo precisar quién realizó la reserva, el informe pudo precisar que los únicos que aportaron el Cuit son Lambiris y Sergio "el pelado" González, y que una de las facturas detalla que el titular del viaje es Lambiris.

Incialmente, habrían intentado viajar por Aerolíneas Argentinas, pero la empresa aerocomercial de bandera no contaba con un VIP que pudiera transportar a los 16 pasajeros. Finalmente, trascendió que se gastaron 430 mil pesos solo en hospedaje, sin contar lo abonado en pasajes.

La investigación detalló que el titular de la AFIP viajó con quienes no debería viajar como funcionario público: Lambiris y uno de sus hijos (el corredor de TC Pista, Mauricio) son los dueños de LW Logística y Cargas, dedicada al comercio exterior, Sergio González es dueño de tres depósitos fiscales. En ambos casos, son personas que deberían ser controladas por Ricardo Echegaray.

En la conferencia de prensa que brindó el viernes 3 de enero, Echegaray detalló que comió "en un restaurant popular, donde había muchos argentinos, el mantel era de papel y la cerveza la servían en vasos de plástico". Afirmó que decidió ir a cenar allí -con Lambiris y González- para "convivir con la cultura de la gente". También afirmó que en el lugar cenó Victor Hugo Morales, quien el pasado domingo dedicó su programa "Bajada de línea" a defender al funcionario recaudador.

La agresión. El 1 de enero, tres periodistas de TN acusaron a allegados del titular de la AFIP de golpearlos en el aeropuerto de Rio de Janeiro. Un día antes, habían intercambiado algunas preguntas con el funcionario, sorprendido en la ciudad carioca, a la que llegó en un vuelo de Fly Emirates y en la que se hospedó en el selecto Hotel Sofitel.

“El empresario Jorge Lambiris fue el que más nos golpeó. Creo que le preocupaba que no se registraran imágenes suyas con Echegaray”, consideró el cronista. “Por eso después vino con su hijo Mauricio Lambiris, que también estuvo en el ataque, a decirnos que si no contábamos lo que había pasado, nos iban a dar una entrevista con Echegaray”, relató. "Jorge Lambiris era el más violento, el principal agresor", calificó, en alusión al despachante de aduana con quien Echegaray recibió el 2014.

"Quisieron pegar para lastimar, fue más que un momento de ira. Nos llegaron a ahorcar, fue una salvajada. Nunca nos tocó vivir algo así", aseguró Otero.

A su regreso, Echegaray ofreció una endeble explicación de su paso por Brasil, en la que no corroboró el ataque, aunque aseguró que, de haber existido, se solidarizaba con las víctimas. "La realidad es que fui a pasar Año Nuevo con mi familia", explicó el funcionario. "No me gusta que me amedrenten, que me persigan a mí tampoco comparto lo que sufrieron estas personas", aclaró.
Sobre su cercanía a Lambiris, sólo atino a decir que es el padre de una compañera de colegio de sus hijos.

“Yo no juego a la pantera rosa ni al agente 007 para andar investigando qué hacen y de qué viven las personas que son padres de los compañeros de mis hijos", se molestó el funcionario, quien disparó: "Yo no mezclo los viajes privados con los viajes de trabajo". Llamativamente, la actividad laboral de Lambiris es una de las tantas que debe controlar la AFIP.

 

Quién es. Jorge Omar Lambiris Vilches, “El Uruguayo”, es un empresario dedicado a la administración de depósitos fiscales. A su vez, posee junto a su hijo la empresa LW Logística y Cargas SA.
“Echegaray le dio depósitos fiscales y luz verde para el manejo de las Declaraciones Juradas de Importación (DJAIS)”, reveló días atrás el diario Clarín.

Tras el escándalo, las diputadas Laura Alonso (PRO) y Patricia Bullrich (Unión-PRO) denunciaron al titular de la AFIP ante la Oficina Anticorrupción. Para ellas, "podría existir o haber existido una situación de incompatibilidad o beneficio personal indebido" por la habilitación de depósitos fiscales que recibió Lambiris de parte de Echegaray. Sin embargo, el vínculo entre el empresario y el funcionario nacional no es el único que está en discusión.

 

Otro más. Lambiris no fue el único empresario que integró la comitiva a Brasil. Otro de los viajantes fue Sergio Gustavo González, alias “El Pelado”, quien también habría participado de la agresión. Como Lambiris y Echegaray, González viajó a Brasil en el vuelo de Fly Emirates EK248 en la noche del 27 de diciembre.

También, como ellos, se hospedó junto a su familia en el Hotel Sofitel de Copacabana y recibió el 2014 en el restaurante El Emperador, en una particular cena que, según Echegaray, sirvió para “convivir con la cultura de la gente en la calle".


Redacción de Perfil.com