POLITICA

Las amenazas al fiscal Ricardo Sáenz provendrían de Córdoba

Por Ariel Bogdanov | Por el caso, se allanó un departamento en la capital provincial. El dueño de la casa sería un “ferviente militante kirchnerista”.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La Policía de Córdoba realizó ayer un allanamiento en el centro de la capital provincial, para investigar una serie de amenazas recibidas por Ricardo Sáenz, fiscal general Nº2 ante la Cámara Nacional de Apelaciones.

La Justicia investiga si desde el mismo domicilio se emitieron amenazas al fiscal federal Alberto Nisman previo a su muerte, el 18 de enero.

La jueza Gabriela Zangaro libró la orden para el juez de Control de Córdoba N°5, Carlos Lescano que llevó adelante el allanamiento. Según informó el propio juez en diálogo con Perfil.com, la investigación llevada adelante por la Justicia de Control en un departamento de esta capital fue positiva.

En el procedimiento se incautaron elementos de informática como computadoras, discos duros y un celular. Según trascendió de manera extra oficial el propietario del lugar es un hombre de alrededor de 40 años, que sería un “ferviente militante kirchnerista”.

“Nos pidieron un allanamiento en calle Lavalleja, con motivo de una investigación de un fiscal de Buenos Aires por amenazas que habría recibido el fiscal Sáenz” informó.

“El resultado fue positivo. Se secuestró un CPU, una notebook y un pen-drive, material que será enviado a Buenos Aires para su análisis”, precisó. Lescano explicó además que al sospechoso no se le tomó declaración, y tampoco quedó detenido.

Las amenazas fueron a través de Twitter. Sáenz recibió una fotografía del cadáver del ex fiscal de la causa AMIA, con la cita “así vas a terminar vos”.

Previo a estos allanamientos el propio Sáenz en una entrevista brindada al programa de Nelson Castro “El juego limpio”, se refirió a la amenaza de muerte recibida: "Me dijeron que iba a terminar como 'este mamarracho' y pusieron la foto de Nisman muerto", expresó. “Es un punto de inflexión este caso. No deberíamos olvidarlo. Como fiscal y como colega de Nisman y no puedo dejar de denunciar esto", concluyó.

(*) Desde Córdoba, especial para Perfil.com.



Ariel Bogdanov