POLITICA JOHANNES MATYASSY, EMBAJADOR DE SUIZA

"Las cuentas de Báez son un caso testigo para el sistema suizo"

El país busca limpiar su imagen a nivel financiero con la investigación del Lázarogate.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Ni Roger Federer ni los chocolates ni la Victorinox hacen que Suiza consiga librarse del manto de sospecha que la envuelve cada vez que se habla de su sistema financiero, que mueve 4,4 billones de euros, de los que 2,4 pertenecen a extranjeros. Por eso, desde Berna quieren aprovechar el caso del presunto giro de dinero a cuentas suizas por parte del empresario Lázaro Báez para mostrar que se está trabajando para erradicar la imagen de que allí se lava dinero. Así lo afirmó el embajador suizo en la Argentina, Johannes Matyassy, en diálogo con PERFIL, quien aclaró que la Argentina y Suiza tienen en vigencia desde el 16 de febrero un convenio de asistencia judicial a través del cual hoy Suiza espera que se aporten datos sobre las cuentas que presuntamente Martín Báez abrió en dos bancos helvéticos y que dispararon un alerta sobre eventuales maniobras ilícitas.

Según Matyassy, “casos como el de las cuentas de Báez o el de Covelia (N. del R.: la empresa de recolección de residuos vinculada a la familia Moyano que atravesó un caso similar) son testigo para nosotros porque nos permiten mostrar que Suiza cambió”, subraya. Su país enfrenta pedidos del G20 para que relaje el secreto bancario, mientras estallan escándalos sobre presunta evasión en Francia o España que siempre llevan a algunos de los 312 bancos suizos.

—¿Cómo está el procedimiento?

—La Argentina tiene que dar informaciones. En el caso de Covelia, los abogados del dueño de esa cuenta mostraron cada movimiento y lograron aprobar qué pasó. Y sobre la base de eso, el fiscal suizo decidió cerrar el caso. Ahora el fiscal suizo está pidiendo información y pruebas.

—Si Martín Báez explica bien, se desbloquea la cuenta. ¿Si no puede explicar?

—Abren una investigación. Es el fiscal suizo el que decide si abre investigación o si cierra el caso. Pero necesitamos la colaboración de las instancias en Argentina. Si pedimos información, pruebas, y no recibimos nada, no tenemos otra opción que cerrar el caso.

—¿Es habitual que investiguen derivaciones de presuntos hechos de corrupción en los gobiernos?

—Tuvimos casos con políticos, como con Vladimir Montesinos, en Perú, cuando Suiza terminó repatriando el dinero.

—Si se comprueba que hubo un ilícito, ¿Suiza puede repatriar el dinero del caso Báez?

—Es una pregunta difícil. Porque una instancia tiene que pedirlo. En esos casos había un cambio y el gobierno nuevo pidió de vuelta la plata.



Jairo Straccia